Tipo de acervo:
Año:
Idiomas:
Lugar:
País:
Editorial: ,
Categorías:

» DESCARGAR AQUÍ



Sinopsis:

El cambio climático es uno de los mayores retos que enfrentaremos en el planeta durante este siglo, por eso es indispensable conocer sus efectos y contribuir a detener sus consecuencias.

El cambio climático es un una alteración en el clima de la Tierra que se da como consecuencia del aumento en la concentración de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en la atmósfera. Esto es producto de actividades humanas tales como el consumo de combustibles fósiles, empleados ampliamente en la industria, el transporte y la pérdida y degradación de los bosques.

Los impactos previstos en México por el cambio climático se reflejarán en:

1. La temperatura de la superficie del mar en el Caribe, Golfo de México y Pacífico Mexicano podría aumentar entre 1 y 2°C, favoreciendo las probabilidades de que los ciclones tropicales alcancen categorías mayores en la escala Saffir-Simpson.

2. El ciclo hidrológico se volverá más intenso, es de esperar que aumente el número de tormentas severas, pero que también se puedan producir periodos de sequía más extremos y prolongados.

3. La frecuencia de incendios forestales podría incrementarse.

4. Se verán afectadas en su distribución mayormente los pastizales, matorrales xerófilos y los bosques de encino. Para 2050, se proyecta un incremento drástico en el porcentaje afectado, ya que entre 53 y 62% de las comunidades vegetales estarán expuestas a condiciones climáticas distintas a las actuales.

5. Los escenarios de clima para el 2020 implican reducciones moderadas en la aptitud para el cultivo de maíz de temporal e incrementos en la superficie no apta de hasta 4.2%.

6. La Canícula “vendrá” sin agua con mayor frecuencia y por lo mismo los efectos en cultivos de temporal serán negativos en la mayoría de los casos.

7. Un incremento de las enfermedades transmitidas por Vector (dengue y paludismo) está asociado con el aumento de temperaturas y con la precipitación como co-variable. El cambio climático favorecerá un clima más cálido, por lo que en episodios de fuertes precipitaciones, el riesgo de brotes de estas enfermedades aumentará.
Por esta estas razones, es importante que México desarrolle estrategias en reducir la vulnerabilidad al cambio climático a través de acciones de adaptación y mitigación.