Tipo de acervo:
Año:
Idiomas:
Lugar:
País:
Editorial:
Categorías:



Sinopsis:

La serie anual “Declaración de la OMM sobre el estado del clima mundial” ha ido ganando prestigio desde que la Organización Meteorológica Mundial (OMM) publicara su primera edición en 1993, por conducto de la Comisión de Climatología y gracias a la colaboración de sus 189 Miembros. Esta publicación se considera hoy una fuente acreditada y reconocida de información para la comunidad científica, los medios de comunicación y el público en general. La presente Declaración de la OMM sobre el estado del clima mundial en 2011 es la aportación más reciente a esta exitosa serie.
Pese  a  que  las  temperaturas  medias  mundiales de la superficie en 2011 no alcanzaron los valores sin precedentes de 2010, fueron, no obstante, las más elevadas que se hayan observado en un año de La Niña. Se registraron varios fenómenos climáticos extremos en todo el mundo, en parti-cular precipitaciones extremas. Muchos de esos fenómenos, asociados con uno de los episodios más intensos de La Niña en los últimos 60 años, tuvieron consecuencias graves a escala mundial. Se padecieron considerables inundaciones en muchos lugares, las más catastróficas en Asia suroriental, que causaron la muerte de unas 1,000 personas, al tiempo que una grave sequía azotaba África oriental, provocando un desastre humanitario. La extensión del hielo marino ártico siguió disminuyendo hasta alcanzar unos niveles casi sin precedentes.  Pese a que la actividad de los ciclones tropicales a escala mundial se mantuvo por debajo del promedio, Estados Unidos de América sufrió una de las temporadas de tornados más destructivas registradas históricamente.
2011 se recordará como el año en que el Decimosexto Congreso Meteorológico Mundial se centró en el lanzamiento de la fase de ejecución
del Marco Mundial para los Servicios Climáticos. Esta iniciativa abre una  nueva era en la medida en que ayudará a las naciones, en particular a los
países más vulnerables al clima, a acceder a datos y servicios climáticos de mejor calidad.
Deseo expresar, en nombre de la OMM, mi agradecimiento a todos los Centros y Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales de los
189 Miembros de la OMM que han colaborado con la Organización y contribuido a esta publicación fundamental. Al igual que en ediciones anteriores, quisiera hacer hincapié en la importancia que para la OMM tiene conocer su opinión sobre la presente publicación. Por ende, espero con interés sus observaciones acerca de la Declaración de la OMM sobre el estado del clima mundial en 2011, así como sus sugerencias, de haberlas, para mejorarla.