ACERVO

Publicaciones: Roma

Evaluación del impacto del cobro por derechos de aprovechamiento de madera en pie y otras tasas sobre el manejo forestal en México

Tipo de acervo:
Año:
Idiomas:
Lugar:
País:
Editorial:
Categorías:

» DESCARGAR AQUÍ



Sinopsis:

Este estudio busca contribuir a conocer el valor y la composición de los pagos por aprovechamiento de madera en pie y otras tasas forestales cobrados a comunidades, así como a pequeños y medianos propietarios forestales por el aprovechamiento, transporte y comercialización de madera. Busca también analizar el impacto que estos gravámenes tienen en la factibilidad económica del manejo forestal sustentable y en la economía campesina.

Además, pretende conocer el monto de los valores recaudados, el destino y la utilización que los gobiernos le dan a estos recursos; identificar las propuestas que comunidades forestales, propietarios y otras agrupaciones del sector forestal nacional han formulado respecto al pago o utilización de estos pagos, y evaluar las ventajas y los impactos de una posible reducción, eliminación o sustitución de las tasas forestales a la luz de esquemas de pago por servicios ambientales como incentivo adicional al MFS.

Autor: Francisco Chapela

Evaluación de los recursos forestales mundiales 2010

Tipo de acervo:
Año:
Idiomas:
Lugar:
País:
Editorial:


» DESCARGAR AQUÍ



Sinopsis:

El interés por los bosques del mundo ha alcanzado una cota sin precedentes, lo que se debe especialmente a una mayor concienciación sobre el vital papel que desempeñan los bosques en el ciclo global del carbono. La posibilidad de mitigar el cambio climático mediante la reducción de las emisiones de carbono causadas por la deforestación y la degradación de los bosques (REDD), así como mediante el aumento de la captura de carbono gracias a la forestación y la gestión forestal sostenible, destaca la función esencial de los bosques para sostener la vida en la Tierra.
Pero los bosques son algo más que carbono. El Año Internacional de la Biodiversidad en 2010 pone de manifiesto que los bosques representan algunos de los ecosistemas más diversos de la Tierra. En una época de crisis económica, hay que recordar también que los bosques facilitan empleo y medios de vida a gran parte de la población, especialmente en países en desarrollo, y que a menudo suponen una red de seguridad económica en tiempos de penuria.
La Evaluación de los recursos forestales mundiales de la FAO (FRA), que se realiza a intervalos de cinco años, suministra los datos y la información necesarios para prestar apoyo a programas, decisiones y negociaciones en relación con los bosques y las actividades forestales.
Cada evaluación sucesiva es más completa que la anterior. FRA 2010, estructurada en torno a siete elementos temáticos de la ordenación forestal sostenible, contiene información que permite llevar a cabo el seguimiento del progreso hacia la consecución de metas y objetivos internacionales, entre los que destacan los Objetivos de Desarrollo del Milenio, la Meta de Biodiversidad 2010 del Convenio sobre la Diversidad Biológica y los cuatro Objetivos mundiales sobre los bosques definidos en el Instrumento jurídico no vinculante sobre todos los tipos de bosques, adoptado por la Asamblea General de Naciones Unidas en enero de 2008. De modo adicional, las estadísticas sobre tendencias en los depósitos de carbono de los bosques sustentarán las predicciones de cambio climático y el desarrollo de medidas adecuadas de mitigación y adaptación.
Además, en FRA 2010 se incluye información sobre variables como la salud de los bosques, sus aportaciones a las economías nacionales y el marco legal e institucional que gobierna la ordenación y uso de los bosques del mundo.
Los datos presentados en este informe se sustentan en un proceso sólido de recopilación, procesamiento, validación, compilación y análisis de datos. La participación de expertos nacionales de prácticamente todos los países y principales organizaciones internacionales relacionadas con los bosques garantiza la comunicación y aplicación de los datos más exactos y actualizados, y asegura también que esta información será utilizada en los procesos de formulación de políticas nacionales. La FAO agradece a todos los participantes su imprescindible colaboración.
La documentación de FRA 2010 abarca 233 informes de países, disponibles en Internet  (www.fao.org/forestry/fra). El cuerpo principal del informe se verá complementado por una serie de estudios especiales sobre temas concretos, así como una evaluación global por teledetección de los cambios en los biomas forestales entre 1990 y 2005, que se espera esté disponible en 2011.
Los resultados de la presente evaluación son alentadores desde varios puntos de vista. Muestran que el ritmo de deforestación, aunque sigue siendo alarmante en muchos países, está disminuyendo a nivel mundial, y que en ciertos países y regiones la forestación y la expansión natural han reducido aún más la pérdida neta de bosques. Sin embargo, la mayor parte de la pérdida de bosques ocurre en las regiones tropicales, mientras que la mayor parte de las ganancias se dan en zonas templadas y boreales. Es más, muchas economías emergentes han pasado de pérdidas netas a ganancias netas en el área de bosque. Estos resultados ponen de relieve el papel crucial del desarrollo económico para revertir la deforestación a escala mundial.
La FAO espera que la información incluida en este informe contribuya a ampliar el debate sobre los bosques y a estimular la acción a todos los niveles, tanto en el Año Internacional de los Bosques (2011) como en años posteriores.

Eduardo Rojas Briales
Subdirector General, Departamento Forestal, FAO

Global Forest Resources Assessment 2005

Tipo de acervo:
Año:
Idiomas:
Lugar:
País:
Editorial:


» DESCARGAR AQUÍ



Sinopsis:

We have high expectations of the world’s forest resources. They are to provide renewable raw materials and energy, maintain biological diversity, mitigate climate change, protect land  and  water  resources,  provide  recreation  facilities,  improve  air  quality  and  help alleviate poverty. At the same time, forests are affected by fire, air pollution, pests and invasive species, and are the primary targets in many countries for agricultural and urban expansion.  Competing  interests  in  the  benefits  of  forest  resources  and  forest  land  are omnipresent, and the need for a sound basis for analysis and conflict resolution has never been greater.
The process of global forest resources assessment (FRA) has responded to this challenge. By  adopting  the  concept  of  sustainable  forest  management  as  a  reporting  framework, FRA is now well placed to provide a holistic perspective on global forest resources, their management and uses. Beyond the conventional production and environmental dimensions of forestry, FRA now includes parameters that are important to forest dwellers and rural poor  people,  such  as  the  value  of  non-wood  forest  products  and  trends  in  fuelwood removals. By addressing the thematic elements of sustainable forest management, FRA has  evolved  into  an  instrument  that  is  indispensible  in  international  negotiations  and arrangements related to forests, and for clarifying the relationship of forestry to sustainable development.
It is through the participation of national experts from virtually all countries that the FRA process ensures that the best and most recent knowledge is applied and that a viable feedback mechanism to national policy processes is in place. The data for FRA 2005 were delivered by national correspondents – nominated by the countries – and their networks of  professionals.  FAO’s  role  has  been  to  coordinate  the  process  and  synthesize  this information.
The immediate application of report findings and the associated databases will be in international arrangements addressing biological diversity, climate change, desertification, criteria and indicators for sustainable forest management, environmental outlook studies and the Millennium Development Goals, among others. I trust that these processes will not only make good use of this new knowledge, but will also generate feedback so that FRA can evolve, responding to new information requirements and continually improving global knowledge of forest resources.
Finally,  the  question  that  has  frequently  been  asked:  are  we  progressing  towards sustainable  forest  management?  This  is  the  question  that  constituted  the  base  of  FRA 2005.  Surprisingly,  the  answer  cannot  be  a  definitive  one:  there  are  many  good  signs and positive trends, but many negative trends remain. While intensive forest plantation and  conservation  efforts  are  on  the  rise,  primary  forests  continue  to  become  degraded or converted to agriculture at alarming rates in some regions. As the report also shows, there is a worrying correlation between negative forest resource trends and the size of rural poor populations, which calls for an intensified effort to understand and address the interrelationships  of  agriculture,  forestry  and  poverty  –  which  could  be  the  overriding theme of a future FRA.

M. Hosny El-Lakany
Assistant Director-General,
Forestry Department, FAO

Global Forest Resources Assessment 2000

Tipo de acervo:
Año:
Idiomas:
Lugar:
País:
Editorial:


» DESCARGAR AQUÍ



Sinopsis:

Humanity stands at a crucial point in its development. Never before have the Earth’s ecosystems been so greatly affected by our presence. Large areas of the world’s forests, which have served in the subsistence and advancement of humankind, have been converted to other uses or severely degraded. While substantial areas of productive forest remain, there is now widespread recognition that the resource is not infinite, and that its wise and sustainable use is needed for our survival. Forests are also increasingly appreciated for their aesthetic, recreational and spiritual values, which frequently conflict with purely economic objectives.
From the vantage point of the new millennium, we have the opportunity to reflect on the current condition of our planet’s resources and to look carefully at the events contributing to the present situation. The Global Forest Resources Assessment 2000 (FRA 2000) provides such a perspective on the world’s forests through an appraisal of their state in the year 2000, and changes since the 1980s. The assessment is a key source of factual information on forests for use by national institutions and international fora such as the Convention on Biological Diversity, the United Nations Framework Convention on Climate Change and the Convention to Combat Desertification in seeking solutions to environmental concerns.
FRA 2000 was the most comprehensive and technologically advanced assessment in FAO’s 50-year history. It relied on the active participation of partners and member countries around the world. The thematic content is broader than ever before, covering forest area status and change, biological diversity, timber volume and forest biomass, non-wood forest products, trees outside the forest, forest fires and other topical issues. For the first time, comparable trend information on tropical deforestation from two successive assessment periods has been obtained through the use of statistical sampling and satellite remote sensing.
The assessment employed state-of-the-art information management systems, Internet technology and geographic information systems. One tangible benefit from their use has been the ability of FAO to release a large body of information to the general public as soon as it became available. In fact, more information is now available on the FAO Web site than could conceivably be published in the main report. But the assessment was not driven by technology. Instead, the technology was applied selectively as a complement to more conventional data gathering means.
FAO considers FRA 2000 a major achievement. However, its ultimate value will be determined by its ability to motivate the world community to take firm actions that result in the wise and sustainable use of our world’s forests. Criteria and indicators of sustainable forest management provide guidance to forest users and managers on what needs to be accomplished. Yet the practical implementation of these principles must be worked out by a relatively diverse group of stakeholders, with different motivations, aspirations and needs. Therefore it is essential that decision-makers be fully involved in the process and exercise leadership in seeking solutions. Their decisions in the coming years will be difficult and the consequences far-reaching.

M. Hosny El-Lakany
Assistant Director-General
Forestry Department

Forests at the heart of a sustainable future

Tipo de acervo:
Año:
Idiomas:
Lugar:
País:
Editorial:
Categorías:

» DESCARGAR AQUÍ



Sinopsis:

Key Messages From FAO’s State of the World’s Forests 2012

Rio+20 will examine the social, economic and environmental dimensions of sustainability. Sustainability implies a balanced cycle of consumption and production. The cycle is harmonious if key natural resources are not depleted and ecosystem functions are not impaired. Sustainability also entails balancing economic interests and social responsibilities with a sense of shared trust for the planet. It calls for a transition to a green economy approach that is low carbon, resource efficient and socially inclusive and that results in improved human well-being and social equity.
The tenth edition of FAO’s “State of the World’s Forests 2012 (SOFO 2012)” endeavors to reinforce a fundamental truth: forests, forestry and forest products are central to a sustainable future and they must play a critical role in our successful transition toward green economy. Forests are key to fulfilling the long-term objectives of sustainability at all levels, including through the provision of essential goods and services in a green economy. The forest sector has a rich experience in ensuring a balance between consumption and production and can provide an excellent illustration of how the growing demand for food, fibre and energy can be met while minimizing waste and reducing greenhouse gas emissions.
Sustainable forest management and the use of forest products also present important opportunities to address the issues of equity and justice. Equally, preservation of forest capital benefits future generations creating a constant or expanding stream of social benefits. SOFO 2012 presents insights into these themes and highlights where forests’ contribution will be most important in the future of sustainable and greener development.

The New General Law on Climate Change in Mexico

Tipo de acervo:
Año:
Idiomas:
Lugar:
País:
Editorial:
Categorías: ,

» DESCARGAR AQUÍ



Sinopsis:

Mexico passed the General Law on Climate Change on April 19, 2012, establishing a new leading global legal best practice to address climate change. Mexico has become the second country, after the United Kingdom, to set out a regulatory framework that comprehensively addresses climate change through a committed multi – sectoral and multi- stakeholder approach. Importantly, this Law removes the challenge of addressing climate change from the whims of  political parties and electoral cycles, and declares it to be a long – term priority of the Mexican State with innovative new legal tools and institu tions created to meet this challenge.
The  provisions of the General Law in corporate recommendations of the two national studies completed by IDLO in 2011, the world’s first Legal Preparedness for Climate Change Assessment Report and a Country  Study on Legal Preparedness for REDD+ in Mexico.

 

Autores: de Mauleón Medina, Claudia Cecile / Saito, Yolanda

Desafíos y oportunidades para las micro, pequeñas y medianas empresas forestales (MIPYMEs forestales) de Guatemala

Tipo de acervo:
Año:
Idiomas:
Lugar:
País:
Editorial: , , ,
Categorías:

» DESCARGAR AQUÍ



Sinopsis:

Los países en desarrollo, especialmente en América Latina, vienen arrastrando los efectos de la crisis de la deuda externa o “década perdida”, provocada por los programas de ajuste estructural aplicados durante el decenio 1980.
El ajuste estructural condujo a la aplicación de medidas draconianas para las economías nacionales, promoviendo la reducción del Estado, la desinversión social en materia de educación, salud y programas de extensión rural, lo cual vino a agravar la situación de pobreza de los más vulnerables y redujo las oportunidades de trabajo, empujando a gran parte de la población del continente a paliar la crisis a través del autoempleo y la microempresarialidad, a menudo, en un contexto de economía informal. En efecto, datos recientes del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) señalan que las micro y pequeñas empresas en América Latina, representan más del 95 porciento de las empresas y la principal fuente de empleo de la región.
En Guatemala, este escenario macroeconómico se complicó aún más, al sumarse a él, la instauración de un conflicto armado interno que duró más de 30 años y tuvo un fuerte impacto en el tejido social y en la economía del país. Este conflicto ha erosionado, además, las finanzas nacionales, que fueron absorbidas por las estructuras bélicas, sustrayendo así recursos a la inversión social y productiva, sobre todo en el agro, tradicionalmente excluido de la dinámica del desarrollo.
De acuerdo al informe de país del BID de 2001, la mayor exclusión social en Guatemala, se concentra en el área rural, donde el nivel de pobreza alcanza el 76 porciento de la población y la incidencia de pobreza de la población indígena es de casi el 82 porciento. Según el BID: «el ingreso per cápita ha sido moderado (alrededor de 1.4 porciento) incluso para los estándares de América Latina. A este ritmo de crecimiento económico, tomará 58 años doblar el ingreso per cápita, en comparación con los 22 años que se requerirían si el crecimiento lograra mantenerse al ritmo del 6 porciento fijado como meta de los Acuerdos de Paz. Acelerar el crecimiento económico de manera sostenida, es un desafío muy grande dados los bajos niveles educativos y de salud, una tasa de inversión total muy baja (aunque la inversión pública se ha elevado recientemente) y una tasa de ahorro que se encuentra entre las más bajas de América Latina».
En efecto, el BID acota que Guatemala, se caracteriza por contar con un «ritmo de crecimiento económico insuficiente para lograr absorber una creciente población en edad de trabajar, como resultado casi la mitad de la población económicamente activa se encuentra desempleada o subempleada».
La Oficina Internacional para la Migración (OIM) resalta la gran importancia que la migración y las remesas familiares tienen para mantener a flote la economía nacional: «Más de 90 000 guatemaltecos parten cada año para buscar trabajo en los Estados Unidos. Sin sus remesas, el crecimiento económico de 2002 y las proyecciones para 2003 se convierten en números negativos».
De acuerdo a la OIM, entre 1960 y 2002, un total de 1.24 millones de guatemaltecos han emigrado a otros países: el 95 porciento vive en los Estados Unidos y seis de cada diez de ellos partió de las áreas rurales, dejando atrás a 4.2 millones de familiares, es decir el 36 porciento del total de familias guatemaltecas. La OIM añade que las remesas familiares de los migrantes, en 2002 fue de . UU. 1 217 millones, un valor superior al 5 porciento del Producto Interno Bruto (PIB), que supera los ingresos totales de las ventas de café, azúcar, banano y cardamomo.
Este panorama de déficit del empleo y de falta de oportunidades ha dado paso a la creatividad de la sociedad para paliar la falta de trabajo, generando así el autoempleo, la economía informal y la microempresarialidad. El BID señala que el número de micro y pequeñas empresas en Guatemala es de cerca de 800 000, lo cual permite la ocupación de más del 50 porciento de la Población Económicamente Activa (PEA). Por otro lado, el BID estima que el 70 porciento de las porciento de los empleos en Guatemala es generado por las empresas informales. Estadísticas de los años 1999 y 2006 señalan que en el país existen más de 4 600 empresas relacionadas con el sector forestal, pero las cifras no establecen la proporción de MIPYMES que la conforman. Asimismo, estas cifras no dan cuenta de la proporción de actividades empresariales que funcionan en el sector informal.
El binomio pobreza y desempleo que afecta a la población guatemalteca, supone grandes retos para el bienestar social y la gobernabilidad del país, entre esos desafíos también figuran la formación y la educación de su población. Este conjunto de carencias afecta sobre todo al segmento joven de población, que cada vez más engrosa las filas del desempleo, de la migración y de la criminalidad organizada.
El Instituto Nacional de Bosques (INAB) reconoce la importancia que las MIPYMES forestales tienen en la economía nacional, sobre todo en el área rural. Como también reconoce que, debido a sus características, estas empresas enfrentan una serie de obstáculos de naturaleza económica, legal, institucional, administrativa, productiva, crediticia, de capacitación e información.
Es por ello que el Programa Forestal Nacional, enmarcado dentro del INAB, ha venido realizando iniciativas de apoyo a las asociaciones comunitarias de micro y pequeñas empresas en varios temas como el fortalecimiento de la educación forestal y la capacitación técnica. Asimismo el PFN ha favorecido el diálogo y la participación de asociaciones comunitarias forestales, en el ámbito de sus foros regionales de diálogo, encarnados por las Mesas de Concertación regionales, distribuidas en las 9 regiones administrativas del INAB.
Si bien hasta ahora se ha carecido de un trabajo sistemático y específico dirigido a conectar las MIPYMES forestales y los mercados, habría que destacar la existencia de uno de los primeros esfuerzos de investigación en materia de competitividad del sector forestal, realizado en 1999, a través del Diagnóstico del Cluster Forestal, un mecanismo que opera en estrecha colaboración con el PFN en aspectos relacionados con la promoción de la competitividad del sector. Según el diagnóstico del Cluster Forestal en Guatemala existen dos tipos de MIPYMES forestales, las cuales se tipifican sobre todo por su origen:
– las que comienzan con objetivos puramente empresariales y se registran como tales;
– las que inician como comités de desarrollo local, organizaciones comunitarias, comités cívicos, grupos de apoyo a sectores marginados, quienes para lograr su sostenibilidad económica, comienzan a desarrollar actividades lucrativas.
Son éstas últimas, las que pueden equipararse a las definiciones de micro y pequeñas empresas forestales, que sucesivamente pueden convertirse en medianas empresas.
El espectro de actividades que las MIPYMES forestales realizan va desde las actividades forestales relacionadas con la silvicultura, las actividades agroforestales, la venta y transformación de madera para consumo nacional como muebles y madera para la construcción, el comercio de leña, la transformación de productos forestales no maderables, la prestación de servicios de ecoturismo y de protección ambiental.
Dadas las características de autoempleo y empleo que revisten las micro y pequeñas empresas en América Latina y el papel fundamental que éstas desempeñan en el sustento de enormes segmentos de la población, son precisamente ellas quienes pueden contribuir a la erradicación de la pobreza, de manera capilar y descentralizada.
El trabajo de Forest Connect viene a insertarse en un terreno fértil para contribuir a profundizar los conocimientos y necesidades de fortalecimiento e información del sector de las MIPYMES forestales, e idear mecanismos de coordinación entre las mismas y su enlace a los mercados y proveedores de servicios de desarrollo empresarial.

Los bosques para una mejor nutrición y seguridad alimentaria

Tipo de acervo:
Año:
Idiomas:
Lugar:
País:
Editorial:


» DESCARGAR AQUÍ



Sinopsis:

La FAO define la seguridad alimentaria como una situación que permite asegurar que todas las personas tengan en todo momento acceso físico, social y económico a suficientes alimentos inocuos y nutritivos para satisfacer sus necesidades alimenticias y sus preferencias en cuanto a los alimentos, a fin de llevar una vida activa y sana. Los cuatro pilares de la seguridad alimentaria son la disponibilidad, el acceso, la utilización y la estabilidad del suministro. La dimensión nutricional es parte integrante del concepto de seguridad alimentaria.

Casos ejemplares de Manejo Forestal Sostenible en América Latina y el Caribe

Tipo de acervo:
Año:
Idiomas:
Lugar:
País:
Editorial:
Categorías:

» DESCARGAR AQUÍ



Sinopsis:

La pérdida de cobertura forestal continúa a ritmo preocupante en América Latina y el Caribe, contribuyendo a que la pobreza persista en los países de la región. La cifra de cuatro millones de hectáreas de bosques nativos deforestados anualmente en América Latina que revela el Programa de Evaluación Forestal Mundial (FRA 2010 por sus siglas en inglés) para el período 2005/2010, lo evidencia. Pero esta cifra no mide el paralelo y aún más grave proceso de degradación de los bosques que tiene entre sus principales causas el cambio del uso del suelo utilizando la potente herramienta del fuego.
La deforestación y degradación de los bosques define consecuencias económicas, sociales y ambientales de gran magnitud y de difícil cuantifi cación. Las externalidades propias del recurso forestal hacen compleja la tarea de evaluación económica de un proceso caracterizado por una producción en servicios similar o mayor, en valor, que la directa o tangible. Los costos de protección en general no se consideran como generadores de ingresos.
Entre los principales factores que contribuyen a este problema se destaca el reducido reconocimiento político de los bienes y servicios que prestan los bosques a la humanidad y que conlleva a la conversión hacia otros usos, la falta de planifi cación territorial, problemas de tenencia de la tierra, el crecimiento demográfi co y una débil gobernanza.
Es incuestionable la contribución de los bosques a la mitigación de la pobreza de las zonas rurales. La Declaración de Buenos Aires del XIII Congreso Forestal Mundial realizado en octubre de 2009 fue enfática en afi rmar que “los bosques juegan un papel importante en el alivio de la pobreza”. Sin embargo, esa función debiera ser mejor documentada, porque la mayor parte de la aportación de los bosques a las familias pobres no está recogida en las estadísticas nacionales por presentarse a niveles de subsistencia o por rentas basada en mercados locales.
De la misma forma, la contribución de los bosques a la economía nacional es desestimada en razón de ser contabilizada en forma fraccionada e integrada en los diversos rubros que componen los sistemas de cuentas nacionales.
En América Latina y el Caribe, según publicaciones de algunos años atrás de la misma FAO, se establecía que la práctica del manejo forestal sostenible no tenía avances signifi cativos, existiendo más en la teoría. Esto en parte debido a que la información generalmente se encontraba dispersa, difi cultando tener una visión general de la diversidad de situaciones y casos de gestión.
A través del rescate, valoración y divulgación de casos ejemplares de buen manejo forestal en la región, la presente publicación pretende ofrecer ejemplos reales de aplicación de enfoques y prácticas en los diversos contextos y condiciones en que ocurren, resaltando los aspectos o factores que facilitaron e impulsaron el éxito, de manera que otros puedan seguir o usar como ejemplo y guía. Asimismo, se propone contribuir a un proceso de construcción o fortalecimiento de políticas forestales en distintos niveles de implementación de los países de América Latina y el Caribe, refl ejando los grandes desafíos que aún deben enfrentarse.
El estudio que se presenta en este libro comenzó a desarrollarse en el año 2007 como seguimiento a recomendaciones de la Comisión Forestal para América Latina y el Caribe (COFLAC). En la sesión mantenida en el año 2010, al presentarse los resultados del mismo, la Comisión recomendó aumentar la difusión y divulgación del estudio y sus resultados, especialmente teniendo en consideración que el 2011 fue declarado el Año Internacional de los Bosques. También, acogió con satisfacción la propuesta de realizar una segunda fase del proyecto que apunte a incrementar la sistematización de casos de estudio en toda la región, asignando especial importancia a la capacitación y la transferencia de conocimientos y experiencias para fortalecer la aplicación del manejo forestal sostenible a nivel de los países y recomendando su pronta implementación.
Mejorar las bases de conocimiento promueve el desarrollo de prácticas de manejo sustentable. Su aplicación dependerá, sin embargo, en mayor medida de los regímenes económicos, políticos y culturales que determinan el equilibrio entre la conservación y la conversión de los ecosistemas boscosos; la preservación y la producción dentro de los bosques y las prácticas silvícolas y agrícolas dentro de los sistemas de producción.
Por lo expuesto, el signifi cado actual del manejo forestal sostenible va mucho más allá de la problemática de la deforestación y reforestación. Tiene que ver con las sociedades y las personas y la necesidad de que ellas mismas deban y puedan mantener y aumentar los servicios, benefi cios económicos y la salud de los bosques para su desarrollo y mejor calidad de vida.
José Graziano da Silva
Subdirector General
Representante Regional de la FAO
para América Latina y el Caribe
Eduardo Rojas- Briales
Subdirector General
Departamento Forestal FAO

 

Autores: Sabogal, César / Casaza, Jessica

State of the World’s Forests 2011

Tipo de acervo:
Año:
Idiomas:
Lugar:
País:
Editorial:


» DESCARGAR AQUÍ



Sinopsis:

The year 2011 has been designated ‘The International Year of Forests’ by the United Nations General Assembly. This builds on momentum already generated in other international arenas, such as those related to climate change and biodiversity, to bring even greater attention to forests worldwide. Work is progressing rapidly on international forest issues and this edition of State of the World’s Forests focuses on a number of critical themes designed to stimulate greater analysis during the International Year of Forests.
State of the World’s Forests, which is published on a biennial basis, presents up-to-date information on key themes affecting the world’s forests. The 2009 issue considered the theme of ‘Society, forests and forestry: adapting for the future’ by presenting a ‘demand-side’ perspective on forest trends and topics. The 2011 issue takes a more holistic approach to the multiple ways in which forests support people’s livelihoods under the theme ‘Changing pathways, changing lives: forests as multiple pathways to sustainable development’. To explore this theme, the report tackles three core subjects – sustainable forest industries, climate change and local livelihoods – and examines their potential to stimulate development at all levels. In addition, we present new regional level analyses drawn from the Global Forest Resources Assessment 2010 (FRA 2010).
The book is divided into four chapters, each dedicated to one of the core subjects mentioned above. Across the chapters, a strong sense emerges of the wealth that forests offer and that can be accessed by utilizing them for industrial purposes; by managing and conserving forests within the context of climate change; and by tapping into local knowledge of the cash and non-cash value of forests. There is no single way in which these pathways are pursued – sometimes their goals and approaches intersect, while at others they occur in isolation. Yet, it is clear that in all cases, forests remain an underappreciated and undervalued resource that could stimulate greater income generation and development.
The first chapter explores some of the key regional trends in the extent of change in forest area, the areas allocated for productive and protective functions, levels of biomass, and employment, among other topics. This provides an indication of the regional approaches to forest resource use and the measures that countries have taken to adapt to changes in biological systems, policies and new management techniques.
Adaptability is also a key theme in our second chapter on developing sustainable forest industries. This examines a traditional development pathway based on industrial utilization of a natural resource. Over many decades this has been the main way in which forests have enabled countries and people to generate income. This chapter reviews the extent to which the forest industry has developed based on a number of key global drivers, and how it can strategically modify its approach to the use of forests. A key message of this chapter is that the forest sector continues to make a real contribution to employment and economic growth for many countries.
Climate change occupies a prominent position in international discussions, and forests have a particular role to play in the global response. In recognition of this, the report presents an update on the negotiations underway in the climate change convention and programmatic aspects related to forests and climate change. In particular, chapter three focuses on developments in reducing emissions from deforestation and forest degradation, and in conserving and enhancing carbon stocks (REDD+). The agreement reached on REDD+ in the Cancún negotiations in December 2010 could lead to transformational changes in conservation and management of tropical forests while safeguarding the livelihoods of indigenous peoples and forestdependent people. Secure and equitable forest carbon tenure has a major role to play in ensuring the sustainability of these activities. The chapter provides a snapshot of some emerging legal guidance on forest carbon tenure and different approaches to determining ownership of the resource. New localized project activities on climate change need to be accompanied by sound forest carbon tenure arrangements, which take into consideration the needs of local communities and ensure long-term sustainability and equitable benefit-sharing.
The theme of the International Year of Forests makes people a central focus of activities during the Year and our last chapter highlights the importance of forests to local livelihoods, through a discussion of traditional knowledge, community-based forest management, small and medium forest enterprises and the non-cash value of forests. These approaches have historically been an essential part of local development, yet our knowledge of their value is still relatively poor. Further analysis is needed during the International Year of Forests, to emphasize the connection between people and forests, and the benefits that can accrue when forests are managed by local people in sustainable and innovative ways.
The present edition of State of the World’s Forests provides an introduction to the above ideas, which will take greater shape during 2011 and beyond. Together we must continue to pursue multiple pathways towards sustainable development using forests at all levels. I invite you to contribute to the discussion on these key themes during the International Year of Forests.
Eduardo Rojas-Briales
Assistant Director-General
FAO Forestry Department

 

Autores: Flejzor, Lauren (coord.)

Situación de los Bosques del Mundo 2001: Parte I

Tipo de acervo:
Año:
Idiomas:
Lugar:
País:
Editorial:


» DESCARGAR AQUÍ



Sinopsis:

Situación de los bosques del mundo presenta, cada dos años, un análisis de la situación de los bosques del mundo, de los principales acontecimientos institucionales y de política y de los problemas a los que se enfrenta el sector forestal. Esta es la cuarta edición de la publicación; su finalidad es ofrecer una información actual, fiable y pertinente en materia de política a una audiencia muy amplia, tanto a los responsables de las políticas como a los forestales y otras personas que se ocupan de la ordenación de los recursos naturales, así como al sector académico, la industria forestal y la sociedad civil. El propósito es que se propicie una labor de examen y adopción de decisiones bien fundamentados sobre los bosques del mundo.
Ante la proximidad de 2002, año de referencia en que se cumplirá el décimo aniversario de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD), este parece un momento oportuno para hacer un balance de los progresos conseguidos durante el último decenio. La CNUMAD dio comienzo a 10 años de cambios, durante los cuales se ha planteado para quién y para qué se explotan los bosques, se ha elaborado el concepto de ordenación forestal sostenible, se ha asumido el compromiso de avanzar en su consecución y se han forjado nuevas alianzas para trabajar en el logro de objetivos comunes en la actividad forestal. El sector ha avanzado en dos direcciones aparentemente opuestas, hacia la «localización», por un lado, y hacia la «mundialización», por otro. A nivel nacional, en los procesos de planificación, las políticas, la legislación y los programas de campo forestales se han adoptado nuevas prioridades y nuevos enfoques, incluso una mayor descentralización y participación. Desde el punto
de vista internacional, ha sido un período de intensos debates. Las deliberaciones internacionales de los cinco últimos años han conducido a un acuerdo en torno a numerosas propuestas de acción sobre los bosques y, recientemente, sobre el establecimiento de un acuerdo internacional para fomentar la ordenación sostenible, la conservación y el desarrollo de los bosques de todo tipo, fortalecer el compromiso político a largo plazo y promover la puesta en práctica de esas propuestas de acción. A través de distintos mecanismos se han puesto en marcha numerosas iniciativas técnicas internacionales sobre los bosques y, además, se ha reforzado la cooperación regional.
Situación de los bosques del mundo 2001 examina esos acontecimientos, centrándose básicamente en los dos últimos años. En la Parte I, que presenta una panorámica general, se subrayan brevemente algunos de los acontecimientos principales que se han registrado en el sector. La Parte II consta de cuatro capítulos, cada uno de los cuales se ocupa de un tema que merece un examen detallado. El primero de ellos expone los resultados de la tarea más reciente y completa de evaluación de la situación y las tendencias de los recursos forestales a escala mundial: la Evaluación de los recursos forestales mundiales 2000. El segundo capítulo se ocupa del cambio climático y los bosques, un tema cuyo gran interés deriva de la preocupación acerca de los posibles cambios inducidos por el clima y de las recientes negociaciones sobre el Protocolo de Kyoto. La conservación de la diversidad biológica forestal en las áreas protegidas –tema del tercer capítulo– es un aspecto que ha evolucionado notablemente en los últimos 10 a 20
años. Ello, y el lugar destacado que se le ha reservado en las próximas deliberaciones del Convenio sobre la diversidad biológica, convierte a las áreas forestales protegidas en un tema de gran actualidad. Por último, se dedica un capítulo a las actividades ilegales y la corrupción en el sector forestal, considerado hasta hace poco tiempo como un tema tabú pero que ahora se aborda abiertamente en los foros internacionales. La Parte III ofrece información actualizada acerca del diálogo internacional sobre los bosques y sobre las iniciativas mundiales y regionales en relación con los recursos forestales. En la última parte se presenta información sobre la actividad forestal en varias agrupaciones económicas regionales importantes.
Se facilitaron ejemplares preliminares de la Situación de los bosques del mundo 2001 a las delegaciones que asistieron al 15º período de sesiones del Comité de Montes, el foro de mayor rango de la FAO sobre política forestal, que tuvo lugar en marzo de 2001. En la publicación definitiva se han incorporado observaciones formuladas por los países y datos sobre los recursos forestales nacionales facilitados a la Evaluación de los recursos forestales mundiales 2000 tras la celebración de la reunión del Comité del Montes.
El Departamento de Montes de la FAO confía en que Situación de los bosques del mundo 2001 fomentará la toma de conciencia sobre las principales cuestiones que debe afrontar el sector forestal y ofrecerá a los lectores una información valiosa que potenciará la labor en favor de la ordenación forestal sostenible. La FAO agradecería escuchar la voz de los lectores; cualquier tipo de observación, ideas e información que pueda ser útil para la edición de 2003 será bien recibido.
M. Hosny El-Lakany
Subdirector General
Departamento de Montes de la FAO

Autores: S.M. Braatz (Coord)

Evaluación De Los Recursos Forestales Mundiales 2010

Tipo de acervo:
Año:
Idiomas:
Lugar:
País:
Editorial:


» DESCARGAR AQUÍ



Sinopsis:

Informe Nacional

México

Los bosques bajo ordenación sostenible tienen muchas funciones socioeconómicas y ambientales importantes a nivel mundial, nacional y local; también desempeñan un papel fundamental en el desarrollo sostenible. El poder disponer de información fiable y actualizada sobre la situación de los recursos forestales – no solamente con respecto a la cubierta forestal y sus procesos de cambio sino también con respecto a variables como las existencias en formación, los productos forestales maderables y no maderables, el carbono, las áreas protegidas, el uso recreativo u otros usos de los bosques, la diversidad biológica y la contribución de los bosques a las economías nacionales – es esencial para la toma de decisiones en el ámbito de las políticas y los programas forestales, y a todos los niveles del desarrollo sostenible.

La FAO, a la solicitud de sus países miembros, evalúa regularmente el estado de los bosques del mundo, así como su ordenación y sus usos, a través del Programa de Evaluación de los Recursos Forestales. La Evaluación de los Recursos Forestales Mundiales 2010 (FRA 2010) ha sido solicitada por el Comité Forestal de la FAO en 2007 y será basada en un extenso proceso de recopilación de información nacional, complementado por una evaluación global de los bosques con teledetección. La evaluación abarcará los siete elementos temáticos de la ordenación forestal sostenible incluyendo variables relativas al marco político, legal e institucional. FRA 2010 también pretende proporcionar información que facilite la evaluación del progreso hacia el logro de los Objetivos mundiales en materia de bosques establecidos por el Foro de las Naciones Unidas sobre los Bosques y de la Meta Biodiversidad 2010 del Convenio sobre la Diversidad Biológica. La publicación de los resultados ha sido prevista para 2010.
El Programa de Evaluación de los Recursos Forestales está coordinado por el Departamento Forestal desde la sede de la FAO, en Roma.

Los bosques y el cambio climático (una verdad oportuna parte 2)

Tipo de acervo:

Idiomas:
Lugar:
País:
Editorial:
Categorías:



Sinopsis:

Excelente video producido por FAO sobre cambio climático y bosques. Explica de manera clara porqué si vale la pena consumir madera y cómo los muebles, puerta y ventandas de madera son excelentes stocks de carbono.

Los bosques y el cambio climático (Una verdad oportuna parte 1)

Tipo de acervo:

Idiomas:
Lugar:
País:
Editorial:
Categorías:



Sinopsis:

Excelente video producido por FAO sobre cambio climático y bosques. Explica de manera clara porqué si vale la pena consumir madera y cómo los muebles, puerta y ventandas de madera son excelentes stocks de carbono.

Situación de los Bosques del Mundo 2001: Parte III

Tipo de acervo:
Año:
Idiomas:
Lugar:
País:
Editorial:


» DESCARGAR AQUÍ



Sinopsis:

Situación de los bosques del mundo presenta, cada dos años, un análisis de la situación de los bosques del mundo, de los principales acontecimientos institucionales y de política y de los problemas a los que se enfrenta el sector forestal. Esta es la cuarta edición de la publicación; su finalidad es ofrecer una información actual, fiable y pertinente en materia de política a una audiencia muy amplia, tanto a los responsables de las políticas como a los forestales y otras personas que se ocupan de la ordenación de los recursos naturales, así como al sector académico, la industria forestal y la sociedad civil. El propósito es que se propicie una labor de examen y adopción de decisiones bien fundamentados sobre los bosques del mundo.
Ante la proximidad de 2002, año de referencia en que se cumplirá el décimo aniversario de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD), este parece un momento oportuno para hacer un balance de los progresos conseguidos durante el último decenio. La CNUMAD dio comienzo a 10 años de cambios, durante los cuales se ha planteado para quién y para qué se explotan los bosques, se ha elaborado el concepto de ordenación forestal sostenible, se ha asumido el compromiso de avanzar en su consecución y se han forjado nuevas alianzas para trabajar en el logro de objetivos comunes en la actividad forestal. El sector ha avanzado en dos direcciones aparentemente opuestas, hacia la «localización», por un lado, y hacia la «mundialización», por otro. A nivel nacional, en los procesos de planificación, las políticas, la legislación y los programas de campo forestales se han adoptado nuevas prioridades y nuevos enfoques, incluso una mayor descentralización y participación. Desde el punto de vista internacional, ha sido un período de intensos debates. Las deliberaciones internacionales de los cinco últimos años han conducido a un acuerdo en torno a numerosas propuestas de acción sobre los bosques y, recientemente, sobre el establecimiento de un acuerdo internacional para fomentar la ordenación sostenible, la conservación y el desarrollo de los bosques de todo tipo, fortalecer el compromiso político a largo plazo y promover la puesta en práctica de esas propuestas de acción. A través de distintos mecanismos se han puesto en marcha numerosas iniciativas técnicas internacionales sobre los bosques y, además, se ha reforzado la cooperación regional.
Situación de los bosques del mundo 2001 examina esos acontecimientos, centrándose básicamente en los dos últimos años. En la Parte I, que presenta una panorámica general, se subrayan brevemente algunos de los acontecimientos principales que se han registrado en el sector. La Parte II consta de cuatro capítulos, cada uno de los cuales se ocupa de un tema que merece un examen detallado. El primero de ellos expone los resultados de la tarea más reciente y completa de evaluación de la situación y las tendencias de los recursos forestales a escala mundial: la Evaluación de los recursos forestales mundiales 2000. El segundo capítulo se ocupa del cambio climático y los bosques, un tema cuyo gran interés deriva de la preocupación acerca de los posibles cambios inducidos por el clima y de las recientes negociaciones sobre el Protocolo de Kyoto. La conservación de la diversidad biológica forestal en las áreas protegidas –tema del tercer capítulo– es un aspecto que ha evolucionado notablemente en los últimos 10 a 20 años. Ello, y el lugar destacado que se le ha reservado en las próximas deliberaciones del Convenio sobre la diversidad biológica, convierte a las áreas forestales protegidas en un tema de gran actualidad. Por último, se dedica un capítulo a las actividades ilegales y la corrupción en el sector forestal, considerado hasta hace poco tiempo como un tema tabú pero que ahora se aborda abiertamente en los foros internacionales. La Parte III ofrece información actualizada acerca del diálogo internacional sobre los bosques y sobre las iniciativas mundiales y regionales en relación con los recursos forestales. En la última parte se presenta información sobre la actividad forestal en varias agrupaciones económicas regionales importantes.
Se facilitaron ejemplares preliminares de la Situación de los bosques del mundo 2001 a las delegaciones que asistieron al 15º período de sesiones del Comité de Montes, el foro de mayor rango de la FAO sobre política forestal, que tuvo lugar en marzo de 2001. En la publicación definitiva se han incorporado observaciones formuladas por los países y datos sobre los recursos forestales nacionales facilitados a la Evaluación de los recursos forestales mundiales 2000 tras la celebración de la reunión del Comité del Montes.
El Departamento de Montes de la FAO confía en que Situación de los bosques del mundo 2001 fomentará la toma de conciencia sobre las principales cuestiones que debe afrontar el sector forestal y ofrecerá a los lectores una información valiosa que potenciará la labor en favor de la ordenación forestal sostenible. La FAO agradecería escuchar la voz de los lectores; cualquier tipo de observación, ideas e información que pueda ser útil para la edición de 2003 será bien recibido.
M. Hosny El-Lakany
Subdirector General
Departamento de Montes de la FAO

 

Autores: S.M. Braatz (Coord)

Situación de los bosques del mundo: ¿hacia la ordenación forestal sostenible?

Tipo de acervo:
Año:
Idiomas:
Lugar:
País:
Editorial:
Categorías: , ,

» DESCARGAR AQUÍ



Sinopsis:

Que es la ordenación forestal sostenible?

Amenazas.

Elementos básicos de la ordenación forestal.

La conservación y ordenación sostenible de los bosques sigue siendo un gran deasfio en el que hay espacio para la participación de todos.

 

Autores: Prado, José Antonio

Situación de los Bosques del Mundo 2005

Tipo de acervo:
Año:
Idiomas:
Lugar:
País:
Editorial:


» DESCARGAR AQUÍ



Sinopsis:

Si bien el debate para lograr un mecanismo de financiamiento para REDD sigue abierto, quizás la pregunta más importante que enfrentan las negociaciones hacia y durante la COP16 no es sobre la inclusión o exclusión de los mecanismos de mercado sino cómo lograr que el financiamiento fluya hasta los países en desarrollo bajo condiciones que realmente contribuyan a detener la pérdida de los ecosistemas forestales.

Uno de los aspectos más importantes en las negociaciones de la COP16 este diciembre será sobre el financiamiento para REDD, por ello, en esta nota informativa el CCMSS presenta??? un primer análisis de los aspectos más importantes a considerar y algunas reflexiones al respecto.

Situación de los Bosques del Mundo 2011

Tipo de acervo:
Año:
Idiomas:
Lugar:
País:
Editorial:


» DESCARGAR AQUÍ



Sinopsis:

El año 2011 ha sido designado “Año Internacional de los Bosques” por la Asamblea General de las Naciones Unidas. Se aprovecha así el impulso ya generado en otros ámbitos internacionales, como los relativos al cambio climático y la biodiversidad, para prestar una mayor atención a los bosques de todo el mundo. Los trabajos sobre cuestiones forestales internacionales avanzan con rapidez, y la presente edición de Situación de los bosques del mundo se centra en una serie de temas cruciales con el fin de fomentar un análisis más a fondo en el Año Internacional de los Bosques.
Situación de los bosques del mundo, informe de publicación bienal, presenta información actualizada sobre temas clave que afectan a los bosques del mundo. La edición de 2009 trató el tema “Sociedad, bosques y actividad forestal: adaptarse al futuro”, presentando una perspectiva de tendencias y temas forestales desde el lado de la demanda. La edición de 2011, bajo el tema “Cambiar las vías de acción y, así, las vidas: los bosques como múltiples vías hacia el desarrollo sostenible”, adopta un enfoque más holístico de las múltiples maneras en que los bosques sustentan los medios de subsistencia de las personas. Para explorar este tema, el informe aborda tres asuntos centrales –las industrias forestales sostenibles, el cambio climático y los medios de subsistencia locales– y examina su potencial para estimular el desarrollo en todos los ámbitos. Se incluyen, además, nuevos análisis regionales extraídos de la Evaluación de los recursos forestales mundiales 2010 (FRA 2010).
Este informe se divide en cuatro capítulos, cada uno de ellos dedicado a uno de los temas principales mencionados más arriba. A lo largo de los capítulos se constata notablemente la riqueza que ofrecen los bosques, riqueza a la que se puede acceder mediante su utilización para fines industriales; mediante su ordenación y conservación en el contexto del cambio climático; y aprovechando el conocimiento local sobre el valor tanto monetario como no monetario de los bosques. No existe una manera única de recorrer estas vías: en ocasiones sus objetivos y enfoques coinciden, mientras que en otros casos discurren de forma independiente. No obstante, está claro que en todos los casos los bosques son todavía un recurso poco apreciado e infravalorado con potencial para estimular la generación de mayores ingresos y un mayor desarrollo.
En el primer capítulo se exploran algunas de las principales tendencias regionales en cuanto a la magnitud de los cambios en el área de bosque, en las zonas designadas para funciones de producción y protección, y en los niveles de biomasa y empleo, entre otras cosas. Este análisis ofrece una indicación de los enfoques regionales respecto al uso de los recursos forestales y las medidas tomadas por los distintos países para adaptarse a los cambios en los sistemas biológicos, las políticas y las nuevas técnicas de ordenación.
La adaptabilidad también es un tema clave de nuestro segundo capítulo, sobre el desarrollo de industrias forestales sostenibles. Aquí se examina la vía de desarrollo tradicional basada en la utilización industrial de un recurso natural. Durante muchas décadas esta ha sido la principal manera en que los bosques han proporcionado ingresos a países y poblaciones. En este capítulo se analiza la medida en que la industria forestal ha mejorado sobre la base de determinados motores globales, y la forma en que puede modificar estratégicamente su enfoque del uso de los bosques: uno de los mensajes principales es que en muchos países el sector forestal continúa haciendo una aportación real al empleo y al crecimiento económico.
El cambio climático ocupa una posición destacada en los debates internacionales, y los bosques tienen una función concreta que desempeñar en la respuesta al mismo a nivel mundial. En reconocimiento de ello, este informe presenta un resumen de las negociaciones actuales en el seno de la convención sobre cambio climático y de aspectos programáticos relativos a los bosques y el cambio climático. Concretamente, el capítulo 3 se centra en los avances en la reducción de emisiones por deforestación y degradación de los bosques, y en la conservación y mejora de las reservas de carbono (REDD+). El acuerdo alcanzado sobre REDD+ en las negociaciones de Cancún en diciembre de 2010 puede conseguir grandes cambios en la conservación y ordenación de los bosques tropicales, a la vez que garantiza los medios de vida de los pueblos indígenas y las personas que dependen de los bosques. La tenencia segura y equitativa del carbono forestal puede desempeñar una importante función para asegurar la sostenibilidad de estas
actividades. El capítulo ofrece una breve panorámica de las orientaciones jurídicas que están surgiendo en relación con la tenencia del carbono forestal y de los diversos enfoques empleados para determinar la propiedad de este recurso. Los nuevos proyectos sobre cambio climático en el ámbito local deben ir acompañados de disposiciones sólidas sobre la tenencia del carbono forestal que tengan en cuenta las necesidades de las comunidades locales y garanticen la sostenibilidad a largo plazo y un reparto equitativo de beneficios.
El tema del Año Internacional de los Bosques sitúa a las personas en el centro de la atención de las actividades a realizar durante el año, y nuestro último capítulo hace hincapié en la importancia de los bosques para los medios de subsistencia locales mediante un análisis de los conocimientos tradicionales, la ordenación forestal de base comunitaria, las pequeñas y medianas empresas forestales y el valor no monetario de los bosques. Estos enfoques han sido siempre una parte fundamental del desarrollo local, pero nuestro conocimiento de su valor sigue siendo bastante deficiente. Será necesario profundizar en este análisis durante el Año Internacional de los Bosques, con el fin de hacer patente la conexión que existe entre las personas y los bosques y destacar a la vez los beneficios que se pueden obtener cuando los bosques son gestionados por la población local de un modo sostenible e innovador.
La presente edición de Situación de los bosques del mundo ofrece una introducción a todas estas ideas, que irán adquiriendo una forma más concreta durante el transcurso de 2011 y más allá. Debemos insistir juntos en estas múltiples vías hacia el desarrollo sostenible, utilizando los bosques a todos los niveles. Invito al lector a contribuir al debate sobre estos importantes temas en el Año Internacional de los Bosques.
Eduardo Rojas-Briales
Subdirector General
Departamento Forestal de la FAO

 

Autores: Flejzor, Lauren (Coord)

Situación de los Bosques del Mundo 2007: Prólogo y Resumen

Tipo de acervo:
Año:
Idiomas:
Lugar:
País:
Editorial:


» DESCARGAR AQUÍ



Sinopsis:

La serie bienal titulada Situación de los Bosques del mundo ofrece una perspectiva general del sector forestal, incluidos sus aspectos medioambientales, económicos y sociales.

Dos años es un período breve en la vida de un bosque y también en la mayoría de los procesos internacionales. ?Cuáles son, en consecuencia, las novedades en el sector forestal desde la última edición de la Situación de los bosques del mundo? De hecho, solo pocas cosas´. En primer lugar, la publicación de los resultados de la Evaluación del os recursos forestales mundiales 2005 (FRA 2005) ha proporcionado nueva información, más comleta que nunca, para evaluar la situación de los bosques. El protocolo de Kyoto ha entrado en vigor, con importantes consecuencias para el sector forestal. Se han emprendido nuevas inicitaivas, tales como la creación de redes para el intercambio de información y la adopción de medidas en relación con las especies invasivas de los bosques, los esfuerzos realizados para vincular los programas forestales nacionales con las estrategias de reducción de la pobreza, y la elaboración de principios rectores sobre bosques plantados y control de incendios. Se ha renovado también la estructura y presentación de la publicación Situación de los bosques del mundo.

En esta séptima edición se examinan losp rogresos hacia la ordenación forestal sostenible. El análisis revela uqe algunos países y regiones estpan realizando mayores progresos que otros. La mayoría de los países de Europa y América del Norte han logrado revertir la tendencia de siglos de deforestación y están mostrando ahora un aumento neto de la superficie forestal. La mayoría de los países en particular los de zonas tropicales, continúan experimentando elevadas tasas de deforestación y degradación de sus bosques. Los países que se enfrentan con los desafíos másgraves para lograr una ordenación forestal sostenible son, en gran mayoría, países que registran las tasas de pobreza más elevadas y padecen conflictos civiles.

En la parte I se examinan los progresos realizados a nivel regional. Esta sección se elaboró a partir de seis informes regionales preparados por seis comiisones forestales regionales de la FAO para su debate en 2006. Cada resumen regional está estructurado con arreglo de los siete elementos tempaticos de la orenación forestal sostenible que se acordaron en foros internacionales como marco para la ordenación forestal sostenible. Los informes regionales sintetizan la información más reciente disponible, incluidos los datos compilados por la FAO para la publicación de la FRA 2005 (que se basó, a su vez, en los informes de países presentados a la FAO y las aportaciones de más de 800 personas, entre ellos 172 corresponsales nacionales), la base de datos en línea FAOSTAT (que recopila información económica proporcionada por los países) y los recientes estudios de perspectivas regionales de la FAO del sector forestal, así como las aportaciones de los asociados de la FAO.

En la parte II se presentan cuestiones específicas relativas al sector forestal, abordando las novedades más recientes respecto a 18 temas de interés del sector forestal. En unas pocas páginas dedicadas a cada uno de ellos, especialistas de la FAO presentan la situación de los conocimientos o las actividades más recientes sobre temas que varían de los cambios climáticos y la desertificación a la ordenación de la vida silvestre y la dendroenergía.

La FAO se complace en publicar la Situación de los bosques del mundo 2007 y confía en que los lectores encontrarán la publicación estimulante e informativa.

Jan Heino
Subdirector General
Departamento Forestal, FAO

Para consultar el documento completo, favor de consultar el siguiente link: http://www.fao.org/docrep/009/a0773s/a0773s00.htm

Situación de los Bosques del Mundo 2001: Prefacio y Resumen

Tipo de acervo:
Año:
Idiomas:
Lugar:
País:
Editorial:


» DESCARGAR AQUÍ



Sinopsis:

Situación de los bosques del mundo presenta, cada dos años, un análisis de la situación de los bosques del mundo, de los principales acontecimientos institucionales y de política y de los problemas a los que se enfrenta el sector forestal. Esta es la cuarta edición de la publicación; su finalidad es ofrecer una información actual, fiable y pertinente en materia de política a una audiencia muy amplia, tanto a los responsables de las políticas como a los forestales y otras personas que se ocupan de la ordenación de los recursos naturales, así como al sector académico, la industria forestal y la sociedad civil. El propósito es que se propicie una labor de examen y adopción de decisiones bien fundamentados sobre los bosques del mundo.
Ante la proximidad de 2002, año de referencia en que se cumplirá el décimo aniversario de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD), este parece un momento oportuno para hacer un balance de los progresos conseguidos durante el último decenio. La CNUMAD dio comienzo a 10 años de cambios, durante los cuales se ha planteado para quién y para qué se explotan los bosques, se ha elaborado el concepto de ordenación forestal sostenible, se ha asumido el compromiso de avanzar en su consecución y se han forjado nuevas alianzas para trabajar en el logro de objetivos comunes en la actividad forestal. El sector ha avanzado en dos direcciones aparentemente opuestas, hacia la «localización», por un lado, y hacia la «mundialización», por otro. A nivel nacional, en los procesos de planificación, las políticas, la legislación y los programas de campo forestales se han adoptado nuevas prioridades y nuevos enfoques, incluso una mayor descentralización y participación. Desde el punto
de vista internacional, ha sido un período de intensos debates. Las deliberaciones internacionales de los cinco últimos años han conducido a un acuerdo en torno a numerosas propuestas de acción sobre los bosques y, recientemente, sobre el establecimiento de un acuerdo internacional para fomentar la ordenación sostenible, la conservación y el desarrollo de los bosques de todo tipo, fortalecer el compromiso político a largo plazo y promover la puesta en práctica de esas propuestas de acción. A través de distintos mecanismos se han puesto en marcha numerosas iniciativas técnicas internacionales sobre los bosques y, además, se ha reforzado la cooperación regional.
Situación de los bosques del mundo 2001 examina esos acontecimientos, centrándose básicamente en los dos últimos años. En la Parte I, que presenta una panorámica general, se subrayan brevemente algunos de los acontecimientos principales que se han registrado en el sector. La Parte II consta de cuatro capítulos, cada uno de los cuales se ocupa de un tema que merece un examen detallado. El primero de ellos expone los resultados de la tarea más reciente y completa de evaluación de la situación y las tendencias de los recursos forestales a escala mundial: la Evaluación de los recursos forestales mundiales 2000. El segundo capítulo se ocupa del cambio climático y los bosques, un tema cuyo gran interés deriva de la preocupación acerca de los posibles cambios inducidos por el clima y de las recientes negociaciones sobre el Protocolo de Kyoto. La conservación de la diversidad biológica forestal en las áreas protegidas –tema del tercer capítulo– es un aspecto que ha evolucionado notablemente en los últimos 10 a 20
años. Ello, y el lugar destacado que se le ha reservado en las próximas deliberaciones del Convenio sobre la diversidad biológica, convierte a las áreas forestales protegidas en un tema de gran actualidad. Por último, se dedica un capítulo a las actividades ilegales y la corrupción en el sector forestal, considerado hasta hace poco tiempo como un tema tabú pero que ahora se aborda abiertamente en los foros internacionales. La Parte III ofrece información actualizada acerca del diálogo internacional sobre los bosques y sobre las iniciativas mundiales y regionales en relación con los recursos forestales. En la última parte se presenta información sobre la actividad forestal en varias agrupaciones económicas regionales importantes.
Se facilitaron ejemplares preliminares de la Situación de los bosques del mundo 2001 a las delegaciones que asistieron al 15º período de sesiones del Comité de Montes, el foro de mayor rango de la FAO sobre política forestal, que tuvo lugar en marzo de 2001. En la publicación definitiva se han incorporado observaciones formuladas por los países y datos sobre los recursos forestales nacionales facilitados a la Evaluación de los recursos forestales mundiales 2000 tras la celebración de la reunión del Comité del Montes.
El Departamento de Montes de la FAO confía en que Situación de los bosques del mundo 2001 fomentará la toma de conciencia sobre las principales cuestiones que debe afrontar el sector forestal y ofrecerá a los lectores una información valiosa que potenciará la labor en favor de la ordenación forestal sostenible. La FAO agradecería escuchar la voz de los lectores; cualquier tipo de observación, ideas e información que pueda ser útil para la edición de 2003 será bien recibido.
M. Hosny El-Lakany
Subdirector General
Departamento de Montes de la FAO

 

Autor: S.M. Braatz (Coord)

Evaluación de los Recursos Forestales Mundiales 2005

Tipo de acervo:
Año:
Idiomas:
Lugar:
País:
Editorial:
Categorías:

» DESCARGAR AQUÍ



Sinopsis:

Información recopilada y analizada de 229 países y territorios. La FAO ha trabajado estrechamente con países y especialistas en el diseño y la ejecución del FRA 2005, mediante contactos  regulares,  consultas  de  expertos, formación de corresponsales nacionales y diez talleres prácticos regionales y subregionales. Como resultado se obtuvieron mejores datos, un proceso más transparente en la elaboración de informes y una mayor capacidadnacional para el análisis de datos y la transmisión de información: todos han salido ganando en esta empresa que ha mejorado los conocimientos sobre los bosques y la silvicultura en el mundo.

La evaluación de FRA 2005 abarca todos los tipos de bosques: desde losboreales y templados hasta las sitios arboladas de zonas áridas y los bosques pluviales tropicales, y desde los bosques primarios hasta los bosques ordenados y utilizados con varios fines, incluidas las plantaciones forestales.

Situación de los Bosques del Mundo 2001: Parte II

Tipo de acervo:
Año:
Idiomas:
Lugar:
País:
Editorial:


» DESCARGAR AQUÍ



Sinopsis:

Situación de los bosques del mundo presenta, cada dos años, un análisis de la situación de los bosques del mundo, de los principales acontecimientos institucionales y de política y de los problemas a los que se enfrenta el sector forestal. Esta es la cuarta edición de la publicación; su finalidad es ofrecer una información actual, fiable y pertinente en materia de política a una audiencia muy amplia, tanto a los responsables de las políticas como a los forestales y otras personas que se ocupan de la ordenación de los recursos naturales, así como al sector académico, la industria forestal y la sociedad civil. El propósito es que se propicie una labor de examen y adopción de decisiones bien fundamentados sobre los bosques del mundo.
Ante la proximidad de 2002, año de referencia en que se cumplirá el décimo aniversario de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD), este parece un momento oportuno para hacer un balance de los progresos conseguidos durante el último decenio. La CNUMAD dio comienzo a 10 años de cambios, durante los cuales se ha planteado para quién y para qué se explotan los bosques, se ha elaborado el concepto de ordenación forestal sostenible, se ha asumido el compromiso de avanzar en su consecución y se han forjado nuevas alianzas para trabajar en el logro de objetivos comunes en la actividad forestal. El sector ha avanzado en dos direcciones aparentemente opuestas, hacia la «localización», por un lado, y hacia la «mundialización», por otro. A nivel nacional, en los procesos de planificación, las políticas, la legislación y los programas de campo forestales se han adoptado nuevas prioridades y nuevos enfoques, incluso una mayor descentralización y participación. Desde el punto
de vista internacional, ha sido un período de intensos debates. Las deliberaciones internacionales de los cinco últimos años han conducido a un acuerdo en torno a numerosas propuestas de acción sobre los bosques y, recientemente, sobre el establecimiento de un acuerdo internacional para fomentar la ordenación sostenible, la conservación y el desarrollo de los bosques de todo tipo, fortalecer el compromiso político a largo plazo y promover la puesta en práctica de esas propuestas de acción. A través de distintos mecanismos se han puesto en marcha numerosas iniciativas técnicas internacionales sobre los bosques y, además, se ha reforzado la cooperación regional.
Situación de los bosques del mundo 2001 examina esos acontecimientos, centrándose básicamente en los dos últimos años. En la Parte I, que presenta una panorámica general, se subrayan brevemente algunos de los acontecimientos principales que se han registrado en el sector. La Parte II consta de cuatro capítulos, cada uno de los cuales se ocupa de un tema que merece un examen detallado. El primero de ellos expone los resultados de la tarea más reciente y completa de evaluación de la situación y las tendencias de los recursos forestales a escala mundial: la Evaluación de los recursos forestales mundiales 2000. El segundo capítulo se ocupa del cambio climático y los bosques, un tema cuyo gran interés deriva de la preocupación acerca de los posibles cambios inducidos por el clima y de las recientes negociaciones sobre el Protocolo de Kyoto. La conservación de la diversidad biológica forestal en las áreas protegidas –tema del tercer capítulo– es un aspecto que ha evolucionado notablemente en los últimos 10 a 20
años. Ello, y el lugar destacado que se le ha reservado en las próximas deliberaciones del Convenio sobre la diversidad biológica, convierte a las áreas forestales protegidas en un tema de gran actualidad. Por último, se dedica un capítulo a las actividades ilegales y la corrupción en el sector forestal, considerado hasta hace poco tiempo como un tema tabú pero que ahora se aborda abiertamente en los foros internacionales. La Parte III ofrece información actualizada acerca del diálogo internacional sobre los bosques y sobre las iniciativas mundiales y regionales en relación con los recursos forestales. En la última parte se presenta información sobre la actividad forestal en varias agrupaciones económicas regionales importantes.
Se facilitaron ejemplares preliminares de la Situación de los bosques del mundo 2001 a las delegaciones que asistieron al 15º período de sesiones del Comité de Montes, el foro de mayor rango de la FAO sobre política forestal, que tuvo lugar en marzo de 2001. En la publicación definitiva se han incorporado observaciones formuladas por los países y datos sobre los recursos forestales nacionales facilitados a la Evaluación de los recursos forestales mundiales 2000 tras la celebración de la reunión del Comité del Montes.
El Departamento de Montes de la FAO confía en que Situación de los bosques del mundo 2001 fomentará la toma de conciencia sobre las principales cuestiones que debe afrontar el sector forestal y ofrecerá a los lectores una información valiosa que potenciará la labor en favor de la ordenación forestal sostenible. La FAO agradecería escuchar la voz de los lectores; cualquier tipo de observación, ideas e información que pueda ser útil para la edición de 2003 será bien recibido.
M. Hosny El-Lakany
Subdirector General
Departamento de Montes de la FAO

 

Autores: S.M. Braatz (Coord)

Situación de los Bosques del Mundo 2003: Prefacio y Resumen

Tipo de acervo:
Año:
Idiomas:
Lugar:
País:
Editorial:
Categorías:

» DESCARGAR AQUÍ



Sinopsis:

Situación de los bosques del mundo informa cada dos años sobre la situación de los bosques, las principales novedades programáticas e institucionales y las cuestiones básicas relativas al sector forestal. En la presente edición, quinta de la serie, el objetivo es ofrecer información actualizada y fiable a las autoridades públicas, profesionales del sector, responsables de los recursos naturales, académicos, representantes del sector forestal y a la sociedad en general. En el contexto de los amplios preparativos de la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible, en los dos últimos años tuvieron lugar fecundos y estimulantes debates en el panorama internacional. El reciente declive de la economía mundial ha creado su propia dinámica, y los bosques y otros sectores hacen lo posible por absorber el impacto.
Ha sido difícil elegir los temas, entre las numerosas opciones disponibles, para la presente edición de Situación de los bosques del mundo. Movidos por el deseo de colaboración, hemos adoptado un planteamiento ligeramente distinto que en el pasado y se ha pedido a autores externos que aporten capítulos enteros sobre los grandes temas. El resultado ha sido una serie de contribuciones de importantes organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales y de especialistas que han intervenido a título personal, además de las partes examinadas y redactadas por personal de la FAO. Esta combinación concuerda plenamente con el tema de Situación de los bosques del mundo 2003 –«asociaciones en acción» – y refleja de qué manera debe actuar el sector forestal en el entorno presente.
Se ha hecho lo posible por abarcar numerosos temas que revisten especial interés para los debates que se están produciendo en los foros internacionales de nuestros días. En la Parte I se presentan los acontecimientos recientes y algunas esferas que son objeto de atención en lo que se refiere a los recursos forestales; la ordenación, conservación y desarrollo sostenible de los bosques; el marco institucional, y el diálogo internacional sobre política forestal. La Parte II contiene cinco capítulos, en cada uno de los cuales se trata un tema específico con mayor detenimiento. En el primero se examinan los vínculos entre bosques y mitigación de la pobreza, tema que merece ahora gran atención debido al renovado interés por explorar todo el potencial de los bosques para conseguir cambios positivos. En el segundo capítulo se señala la importancia de los bosques para la ordenación de los recursos de agua dulce, cuya escasez se está convirtiendo en un asunto apremiante, como demuestra el hecho de que las Naciones
Unidas hayan designado el 2003 como Año Internacional del Agua Dulce. En el tercer capítulo, como complemento de los actuales debates –acalorados en algunos casos– se estudia de qué manera contribuye la utilización sostenible de los bosques a la conservación de la diversidad biológica. El tema del cuarto capítulo son las cuestiones relacionadas con los desequilibrios entre la capacidad científica y tecnológica de los países en desarrollo y los desarrollados y entre los diferentes segmentos del sector forestal. En el último capítulo se presta especial atención a las tribulaciones de África y se describen las tendencias de las políticas fiscales relativas a los bosques. Se hace también hincapié en los efectos devastadores del VIH/SIDA, así como en las conclusiones recientemente publicadas en el Estudio de perspectivas del sector forestal para África, de la FAO.
Con el fin lograr un equilibrio entre el doble objetivo de incluir un número suficiente de temas clave y de hacerles justicia dentro de los límites impuestos por el espacio disponible, ha habido que optar por un tratamiento más general que exhaustivo. Esperamos que los resultados puedan utilizarse provechosamente en futuras ediciones de Situación de los bosques del mundo.
El Departamento de Montes de la FAO se complace en publicar Situación de los bosques del mundo 2003 y espera que resulte informativo y estimulante para los lectores. Se recibirán con sumo agrado las observaciones que deseen formular, así como sus sugerencias para la próxima edición.
M. Hosny El-Lakany
Subdirector General
Departamento de Montes de la FAO

 

Certification In Communaly Managed Forests – Perspectives From México

Tipo de acervo:
Año:
Idiomas:
Lugar:
País: ,
Editorial: ,
Categorías:

» DESCARGAR AQUÍ



Sinopsis:

This paper gives an overview of certification from the perspective of community forestry in Mexico. It discusses the concept of community and the variety of expieriences and conditions this term contains. At the same time, the author points out positive impacts of certification as well as its main problems. It discusses the role, International Organizations and Government on the promotion of certification in Mexico.

El artículo da una visión global de la certificación forestal desde la perspectiva de las comunidades forestales en México. Al mismo tiempo busca definir con mayor precisión el concepto de comunidad. La autora hace un listado comparativo de los impactos positivos y negativos de la certificación. Y por último se analiza el papel de la organizaciones no gubernamentales y de los gobiernos en la promoción de la certificación en México.

 

Autores: Robinson, Dawn