Súscribete a nuestro boletín
Los derechos a la tierra en números

Los derechos sobre la tierra permitirán resolver conflictos sociales, problemas económicos y ecológicos. Es urgente consolidarlos y los datos lo demuestran.

AUTOR: Gerardo Suarez|12/01/2018

Las evidencias no dejan de acumularse: consolidar los derechos sobre la tierra es urgente. Las abundantes razones para hacerlo tocan problemáticas ambientales, económicas y sociales con la misma profundidad. Y aunque cada vez es mayor el reconocimiento a la labor de los pueblos indígenas como protectores de los ecosistemas forestales, la estabilidad en los derechos ligados a la tenencia sigue siendo endeble.

El bosque representa mucho, especialmente para las comunidades y pueblos indígenas que lo habitan, aprovechan y protegen. El bosque para estos grupos significa supervivencia, identidad y gobernanza. Esta última se hace cada vez más relevante, pues es la seguridad de la tenencia, una herramienta para que ellos aseguren su lugar político, sobre todo en problemas que involucran la defensa del territorio.

numeros-derechos-a-la-tierra-territorio-pueblos-indigenas-comunidades-rurales-mundo-mexico-foto-Nacho Doce

Contar con derechos sobre la tierra sólidos, acompañados de una estructura de manejo forestal comunitario, es la mejor forma de proteger al bosque en contra de la deforestación. Por eso, permitir que la comunidades rurales e indígenas accedan, cada vez más, a su derecho sobre la tierra, es una estrategia que se considera central para cumplir las metas de desarrollo sostenible que se han planteado múltiples países.

En términos sociales, Rights and Resources Initiative afirma que la mayoría de los conflictos en el mundo están relacionados con la defensa del territorio. La tenencia significa el fin de esa violencia. Esto implicaría evitar las muertes de los cientos de activistas a nivel mundial, peleando en contra de proyectos extractivistas, particularmente, pero no de forma exclusiva, la minería. Con derechos sobre la tierra estamos más cerca de asegurar la transparencia sobre el uso que se la a la misma, evitando todo uso ilegal y promoviendo actividades más sostenibles. De lo misma manera, habría lugar para una agricultura sostenible (como la agricultura de milpa), lo que implica seguridad alimentaria. En consecuencia, no sólo obtenemos de la tenencia la posibilidad de evitar conflictos violentos; también se puede reducir la pobreza y desigualdad.

Archivo CCMSS-silvicultor zapoteco

Un sistema que apuesta por desarrollo tiene que apoyar la consolidación del derecho a vivir del territorio. No se puede consolidar desarrollo sin que este sea global y sustentable, porque, si es parcial se generan conflictos sociales y, si no es sustentable, eventualmente habrá desabasto de recursos naturales para sostener al desarrollo mismo. 

No es posible acceder a un mejor desarrollo sin claridad en la tenencia, y para fundar lo anterior, te compartimos algunos datos que funcionan como evidencia cuantitativa:

 

También te puede interesar leer los Datos fundamentales de la propiedad social en México.

 

/ Referencias:
*Land Rights Now: “Why a Global Call to Action?”, Año 2017.
*”Why indigenous and Land Rights matter (by the numbers)”, International Conference Series on Community Land and Resources Rights, Año 2017.
*”Common Ground. Securing land rights and safeguarding the earth”, Fred Pearce,  Oxfam, International Land Coalition, Rights and Resources Initiative, Oxford, Año 2016.
*Fotografias: 1) Nacho Doce / Reuters; 2) Archivo CCMSS
También te puede interesar