ACERVO

Tag Archives: Manejo forestal comunitario

Las comunidades forestales de Mxico estn listas para cuidar sus bosques y luego qu?

Las comunidades forestales de Mxico estn listas para cuidar sus bosques y luego qu?










Sinopsis:

Las comunidades forestales de Mxico estn listas para cuidar sus bosques y luego qu?
Cuando los bosques son debidamente gestionados por sus comunidades y adecuados a programas de conservacin, esto trae consecuencias importantes a nivel nacional y global. A grandes rasgos, esta es la premisa que gua el manejo forestal comunitario en Mxico desde hace ms de tres dcadas.

Hasta ahora se han registrado cientos de casos exitosos. Nos referimos a comunidades rurales que activan su economa con ingresos provenientes de los recursos forestales, y simultneamente fabrican una serie de beneficios ambientales para el mundo y mantienen sus ecosistemas en buenas condiciones.

Una piedra angular dentro de este esquema comunidades viviendo de sus bosques y protegindolos, es la tenencia de la tierra, o mejor dicho su reconocimiento. Recordemos que en el caso de Mxico, aproximadamente el 80% de sus bosques y selvas son de propiedad social.

 

Regular a favor de las comunidades: la clave para la conservacin medioambiental

comunidades forestales mexico
 

El rgimen de tenencia comunitaria en Mxico asombra a muchas otras naciones, ya que de algn modo antecede a una tendencia en boga. Actualmente, los pases forestalmente ms importantes han reformado sus polticas pblicas en favor de las comunidades rurales forestales, proporcionndoles una mayor accesibilidad a los recursos del bosque y reconocindolos como agentes decisivos de restauracin y conservacin. Pero la clave est en que esta tenencia se reconozca de forma activa dentro del marco legal.

Por qu es tan importante facilitar a estos grupos al aprovechamiento de su territorio? Es indiscutible que ellos, mejor que nadie, conocen dichas tierras. Esto resulta de haberlas habitado, y por lo tanto de haberse familiarizado con sus recursos y particularidades, desde hace generaciones. Pero para que este conocimiento se pueda aprovechar en favor de la conservacin del territorio, estos grupos deben tener la posibilidad de vivir de sus bosques. De lo contrario, lo ms probable es que, entendiblemente, terminen vendiendo o subarrendando sus tierras para actividades agrcolas a gran escala, industriales o inmobiliarias.

Por lo anterior las polticas pblicas deben garantizar dichas facilidades, evitar una sobrerregulacin para que las comunidades puedan implementar planes de gestin y en cambio promover la capacitacin y fortalecer la gobernanza entre estos grupos.

Mucho se ha dicho sobre la importancia del manejo forestal comunitario como instrumento para retrasar el cambio climtico. La posibilidad de frenar la emisin de gases mediante el aumento de secuestro de carbono en los bosques y la restauracin de tierras degradadas est ya plenamente comprobado. En el caso de Mxico, la sobrerregulacin dificulta esta labor y, segn estudios detallados sobre el tema, amenaza la posibilidad de cumplir con las metas climticas.

 

Generar incentivos para la conservacin y aprovechamiento

 

Los beneficios que provee el bosque son mltiples, pero quiz los ms importantes tienen que ver con la provisin de agua en cantidad y calidad, la captura de carbono y otros contaminantes, la prevencin de la erosin de la tierra, la modulacin del impacto climtico y los relacionados a fines culturales.

Una manera de reconocer los trabajos de conservacin de los dueos de estos bosques ha sido el pagos por servicios ambientales (PSA). Este esquema premia las acciones de proteccin, lo cual se traduce en recompensar el no tocar los bosques, en lugar de incentivar a las comunidades para que implementen planes de aprovechamiento, restauracin y conservacin.

El Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible ha trabajado en un esquema alternativo de PSA. Este Mecanismo Local de Pago por Servicios Ambientales para el Manejo Integrado del Territorio (PASMIT) se lleva implementando desde hace cinco aos en la Cuenca Amanalco-Valle de Bravo, en el Estado de Mxico. Hasta ahora el programa ha logrado capacitar a ejidos de la zona para que lleven a cabo proyectos de manejo y proteccin de los recursos naturales, a travs de prcticas forestales y tambin agrcolas sostenibles. Al mismo tiempo, las comunidades han tenido la oportunidad de mejorar la calidad de sus parcelas y ofrecer al pblico una serie de servicios ambientales, as como productos orgnicos frescos.

Mxico posee todas las bases necesarias para detonar un futuro sostenible, pues, nos encontramos ante uno de los retos nacionales ms ambiciosos en cuanto a flujos econmicos refiere: la posibilidad de establecer una economa basada esencialmente en insumos nacionales que, al mismo tiempo, fortalezcan la calidad de vida.

 

*Imgenes: 1) Creative Commons; 2) Pronatura – video ; 3) Wikimedia Commons

PRONUNCIAMIENTO PARA EXIGIR UN PROCESO DE CONSULTA DE LA LEY FORESTAL!

firma_pronunciamiento_leyforestal










Sinopsis:

Un grupo amplio de comunidades y organizaciones que trabajamos en torno al manejo sustentable de los bosques, y que participamos en instancias tales como el Consejo Nacional Forestal, varios Consejos Estatales Forestales, Comits de Recursos Naturales y Uniones Regionales estamos preocupados porque legisladores del Partido Verde y de la Comisin de Medio Ambiente de la Cmara de Diputados pretenden aprobar en este periodo de sesiones una iniciativa de Ley Forestal que no resuelve los problemas que enfrentamos en el sector y que no incorpora ninguna de las propuestas que se han hecho por diversas organizaciones.

Quienes hacemos este pronunciamiento estamos solicitando queno se apruebe el actual borrador dela Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable y que se abra una discusin en la que participemos comunidades forestales, academia,organizaciones civiles y todos los interesados.

El martes 7 de febrero entregaremos a legisladores y funcionarios del sector el Pronunciamiento, nos dara mucho gusto contar con su respaldo en esta peticin.

PRONUNCIAMIENTO

A los Legisladores del H. Congreso de la Unin

Al Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales

Al Director General de la Comisin Nacional Forestal CONAFOR

Al Consejo Nacional Forestal y sus miembros

A los consejos estatales forestales

A la Comisin Nacional de los Derechos Humanos

A las Organizaciones Indgenas y Campesinas

A las Organizaciones de la Sociedad Civil

A la Opinin Pblica en General

Un grupo amplio y plural de organizaciones indgenas, campesinas, de la sociedad civil; de acadmicos; tcnicos y profesionales comprometidos con el desarrollo forestal sustentable y las comunidades forestales, expresamos nuestra preocupacin por los contenidos y el procedimiento que se sigue en la H. Cmara de Diputados sobre la Iniciativa de una nueva Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, publicada en la Gaceta Parlamentaria el 20 de septiembre de 2016.

Al respecto sealamos que los ecosistemas forestales albergan una biodiversidad de incalculable valor y prestan servicios ambientales como la recarga de mantos acuferos, que son estratgicos para la viabilidad de la agricultura, de las industrias y de las ciudades, adems del valor estratgico que tienen estos ecosistemas en la lucha contra el cambio climtico y en la adaptacin al mismo. Tambin destacamos que en las regiones forestales la actividad de silvicultura e industria forestal es el principal motor del desarrollo sustentable; que en ellas habita la mitad de la poblacin rural de Mxico; que son en su mayora zonas con presencia indgena, con rezagos agudos en bienestar y padecen el crimen organizado y la prdida de gobernabilidad.

Consideramos necesario reformar el marco jurdico vigente, que ha mostrado mltiples deficiencias y un margen extenso de mejora; sin embargo, esa reforma debe ser producto de un proceso amplio de discusin; de construccin incluyente, por las repercusiones econmicas, sociales, ambientales y de derechos humanos que implica.

Cabe destacar que en la legislatura pasada fue generada una iniciativa de reforma integral a la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, producto de amplios anlisis y propuestas llevadas a cabo por el Consejo Nacional Forestal (CONAF) y aprobadas por el mismo, as como procesada en diferentes foros, la cual no fue dictaminada.

El 20 de septiembre pasado el Partido Verde Ecologista de Mxico present una nueva iniciativa que, de aprobarse, abrogara la ley actual; esta iniciativa omite la gran mayora de los aportes y consensos alcanzados en los trabajos y consultas mencionadas anteriormente; es decir, no es producto de un proceso amplio de participacin y discusin.

Desde la fecha en que se present la Iniciativa no se ha realizado un solo foro pblico de discusin al respecto ni se ha proporcionado informacin sobre su proceso de dictamen, a pesar de solicitudes de diversas organizaciones y particularmente del Comit de Legislacin del CONAF, que es el rgano establecido por la Ley como el espacio de consulta y participacin especializado para conocer y opinar sobre proyectos de tan alta importancia.

Este Comit solicit al pleno de la Comisin de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la H Cmara de Diputados (COMARNAT), el 27 de octubre de 2016, incorporar las propuestas aprobadas por el pleno del CONAF y abrir un proceso amplio y plural de discusin y concertacin. A la fecha la Comisin no ha dado respuesta a las solicitudes ni ha integrado las propuestas del Comit del CONAF ni de las organizaciones de la sociedad al proyecto legislativo.

Consideramos que el dictamen de la iniciativa debe seguir un proceso amplio y participativo de discusin pblica de su contenido, que permita a la sociedad en su conjunto opinar sobre la misma, particularmente en lo que se refiere a comunidades indgenas y campesinas dueas y poseedoras de terrenos forestales por el riesgo de impactos negativos que pudiera ocasionarles.

En cuanto a los contenidos de la Iniciativa, identificamos cuatro problemas principales: a) un enfoque que deja de lado la prioridad del fomento al manejo forestal sustentable en manos de las comunidades; b) el riesgo de regresividad en materia de derechos de indgenas y campesinos relativos a los servicios ambientales; c) falta de alineacin con las reformas constitucionales en materia de derechos humanos y otros procesos legislativos, como las iniciativas de ley en materia de aguas y biodiversidad y; d) ausencia de numerosos cambios propuestos por el CONAF y otros actores: mejora regulatoria; promocin de la legalidad y transparencia; promocin de la competitividad; arquitectura institucional; descentralizacin y mejora de los servicios tcnicos, entre otros aspectos importantes. Sin estos elementos la reforma propuesta tiene escaso sentido y resulta contraproducente.

El pueblo de Mxico ha perdido en buena parte la confianza en los legisladores y servidores pblicos, precisamente por la frecuencia de este tipo de procesos poco incluyentes; la sociedad est indignada de que se legisle a sus espaldas y sin consultar ni pedir opinin a los sectores interesados y a los directamente afectados o que no sean tomadas en cuenta sus propuestas. El caso de la ley forestal no es aislado y este tratamiento se ha convertido en un patrn inaceptable que debe evitarse en beneficio de la restauracin de una convivencia social y poltica debilitada y daada, particularmente en una coyuntura de grandes riesgos frente al cambio de gobierno en los Estados Unidos.

Apelamos a la responsabilidad de los legisladores y de los servidores pblicos del sector ambiental para no pasar por alto la necesidad de un proceso pblico e incluyente para reformar la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable y proponemos una convocatoria conjunta del H. Congreso de la Unin; el poder Ejecutivo y la sociedad civil organizada a este mismo proceso.

Atentamente

Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible, CCMSS; Red Mexicana de Organizaciones Campesinas Forestales, MOCAF; Reforestamos Mxico; Centro Mexicano de derecho Ambiental, CEMDA; Unin Estatal de Silvicultores Comunitarios de Oaxaca, UESCO.

FIRMA EL PRONUNCIAMIENTO

SI TE PARECE RAZONABLE SUSCRIBIR NUESTROS PLANTEAMIENTOS,ENVA TU SOLICITUD DE ADHESIN AL CORREO: gsuarez@ccmss.org.mx

PREFERENTEMENTE ANTES DEL LUNES 7 DE FEBRERO DE 2017

Empoderar a comunidades locales y pueblos indgenas forestales para lograr metas climticas











Sinopsis:

bosque_quintana_roo

Un estudio realizado por distintas organizaciones internacionales seala que garantizar la legal posesin de sus tierras a las comunidades locales y pueblos indgenas forestales es fundamental para garantizar la conservacin de estos importantes ecosistemas, que albergan una gran cantidad de carbono y coadyuvan a mitigar los efectos del cambio climtico y lograr las metas climticas a las que se han comprometido la gran mayora de los pases.

Asimismo, resalta que es indispensable que se incentive la inversin en el desarrollo de capacidades y proyectos productivos que permitan el desarrollo y bienestar de estas comunidades, que durante siglos han resguardado los bosques tropicales del mundo; mismos que proveen bienes y servicios ambientales para toda la poblacin.

Paradjicamente, las personas que habitan los territorios con mayor riqueza natural, son las que se encuentran en condiciones de mayor vulnerabilidad; no obstante, esta tendencia se poda revertir mediante el empoderamiento y reconocimiento de su conocimiento y trabajo a favor de la conservacin de los bosques.

Mxico es uno de los pases con mayores reservas de carbono almacenados en sus bosques de propiedad social (comunidades y ejidos), muchos de ellos indgenas. La particularidad del pas de contar con titulacin y certificacin de las tierras comunitarias en ms de un 96.9 por ciento de los cien millones de hectreas de propiedad social, le brinda ventajas con respecto a otras naciones en las que no ha sido reconocida la legal tenencia de la tierra por parte de las comunidades locales y los pueblos originarios; esto para el emprendimiento de acciones y proyectos productivos para su desarrollo y bienestar.

La certeza en la tenencia de la tierra, particularmente en territorios forestales, propicia la generacin de bienes y servicios ambientales y permiten la conservacin activa de los bosques en el largo plazo, refiere el documento denominado: Hacia una referencia mundial del carbono almacenado en tierras colectivas, elaborado por el Rights and Resources Institute (RRI), el Woods Hole Research Center (WHRC) y el World Resources Institute (WRI).

Sin embargo, ms all de contar con la legal posesin de la tierra, las comunidades locales y pueblos indgenas de nuestro pas padecen de serias presiones sobre sus territorios por la falta de recursos, financiamiento y asistencia tcnica para el emprendimiento de proyectos de conservacin activa de sus bosques, aunado al expansionismo de proyectos extractivistas insostenibles como la minera, el fracking, la ganadera extensiva y la agricultura intensiva que emplea prcticas insostenibles para la produccin de comodities.

De acuerdo con datos del estudio, Mxico cuenta con 4 mil 339 millones de toneladas de carbono almacenadas en sus bosques, de las cuales el 51 por ciento, es decir, 2 mil 195 millones de toneladas se encuentran almacenadas en los bosques tropicales en propiedad de comunidades locales y pueblos indgenas.

Este volumen de almacenamiento de carbono en los bosques tropicales de propiedad colectiva del pas representa ms del 50 por ciento del carbono almacenado en los bosques de toda Mesoamrica.

Asimismo, este trabajo de investigacin, publicado en noviembre de 2016, enfatiza que los pueblos indgenas y las comunidades locales gestionan al menos un 24 por ciento de la totalidad del carbono almacenado sobre el suelo en los bosques tropicales del mundo, mismo que asciende a ms de 54 mil 546 millones de toneladas, que equivalen a ms de 250 veces el dixido de carbono que gener el transporte areo mundial en el ao 2015.

La importancia y urgencia de reconocer la legal tenencia de la tierra de las comunidades y pueblos indgenas radica en que estos grupos sociales han demostrado ser los mejores aliados para la conservacin de la biodiversidad a lo largo del tiempo y de no hacerlo corremos el riesgo de la prdida de ms especies y bosques que seran catastrficas para el planeta.

Al menos una dcima parte de todo el carbono que capturan los bosques tropicales se encuentra en tierras forestales colectivas que carecen de reconocimiento oficial de los respectivos gobiernos nacionales, y al estar en esta condicin se ponen unas 22 mil 322 toneladas de carbono en peligro de ser sujetas de presiones externas que provocan la deforestacin o la degradacin de los bosques que las contienen.

Los resultados del estudio, que toma datos de 37 pases de Amrica, frica y Asia, representan solo una pequea fraccin del carbono forestal gestionado por pueblos indgenas y comunidades locales, ya que solo representa el 10 por ciento de las tierras que stas comunidades reclaman consuetudinariamente.

El trabajo de investigacin tambin precisa que para incrementar de manera radical y eficiente el uso sostenible y la proteccin de los bosques tropicales y el carbono que capturan, se debe instar a los gobiernos y a la comunidad internacional a respaldar las iniciativas de las organizaciones de los pueblos que viven en y de los bosques para documentar y garantizar sus derechos forestales colectivos, mediante el incremento de las fuentes de financiamiento y de asistencia tcnica.

Adems, es necesario otorgar un papel protagnico a los dueos de los bosques incorporando su participacin en el diseo y ejecucin de acciones comunitarias en las contribuciones determinadas a nivel nacional, como las Estrategias de Reduccin de Emisiones por Deforestacin y Degradacin (REDD+). As como procurar el reparto equitativo de los incentivos generados por las actividades que realizan estas comunidades en la conservacin activa de los bosques.

Si bien las inversiones en mecanismos de financiamiento relacionados con el clima, como el Fondo de Carbono del Fondo Cooperativo para el Carbono de los Bosques (FCPF, por sus siglas en ingls) o el Fondo Verde para el Clima (GEF), estn aumentando, los compromisos hacia los derechos indgenas y comunitarios siguen siendo insuficientes, como qued patente en un anlisis reciente de las presentaciones de los pases seleccionados por el Fondo de Carbono.

Fuente: Rights and Resources Institute

Fuente: Rights and Resources Institute

Manejo forestal comunitario en Oaxaca: el bosque protegido por comunidades y ejidos











Sinopsis:
Foto: Consuelo Pagaza

Foto: Consuelo Pagaza

El estado de Oaxaca es una de las entidades de la Repblica mexicana con mayor riqueza biocultural. A lo largo de los siglos, las comunidades locales y pueblos indgenas que han habitado esos terrenos han procurado la conservacin de la biodiversidad a travs de su manejo y uso sustentable.

De acuerdo con datos del Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible (CCMSS), Oaxaca cuenta con 1,310 ncleos agrarios, con una superficie de 4.8 millones de hectreas, de las cuales 3.1 millones de ha. presentan cobertura forestal, es decir, el 65 por ciento de la entidad esta cubierta por bosques y selvas. Adems, el estado cuenta con 23 de los 32 tipos de vegetaciones reconocidas en el pas. Toda esta riqueza natural es producto de su geografa y la interaccin y manejo de las comunidades locales con la biodiversidad.

De esta gran riqueza forestal que posee el estado dependen ms de 700 mil personas, que obtienen sus ingresos y alimentos mediante actividades de manejo del bosque.

El 80 por ciento de los bosques oaxaqueos son propiedad de ms de mil 600 pequeos productores, 860 grupos comunitarios y 760 poblados. La mayora de estas personas pertenecen a comunidades indgenas, que ancestralmente han vivido e interactuado en esos parajes forestales.

A travs del manejo forestal comunitario, muchos de estos grupos poseedores de terrenos forestales han logrado consolidar empresas, con una gobernanza slida, que dan mantenimiento a los bosques y extraen productos forestales maderables y no maderables de forma sustentable. Muchas de estas empresas forestales operan desde hace ms de 20 aos bajo esquemas sostenibles que han sido evaluados bajo los estndares internacionales de manejo forestal, del Forest Stewarship Council (FSC).

oaxaca_an_bosqueyselva

Al da de hoy, Oaxaca posee una superficie certificada bajo el estndar del FSC en manejo forestal de 74 mil 752 hectreas, y otras 25 mil 712 hectreas se encuentran en una etapa avanzada del proceso de certificacin, lo cual garantiza que realizan un manejo sostenible de sus recursos forestales.

Ms all de solo producir madera en rollo, las empresas forestales comunitarias de Oaxaca han desarrollado proyectos que dan valor agregado a la madera cosechada, a travs de la operacin de aserraderos, carpinteras y muebleras. Esto ha permitido posicionar a la entidad como el cuarto productor nacional forestal.

En 2014 el estado produjo 372 mil 495 metros cbicos de productos forestales, de los cuales 302 mil 646 corresponden a escuadra de pino y, en menor medida, de encino. Tambin se produjeron 15 mil 600 metros cbicos de celulsicos; 19 mil 400 metros cbicos de lea y 2 mil 614 metros de postes, polines y morillos.

El valor de la produccin forestal de Oaxaca, de acuerdo con datos del Anuario Estadstico del sector Forestal de la CONAFOR de 2014, fue de 302 millones 646 mil 834 pesos, lo cual represent el 6 por ciento del valor de la produccin nacional.

No sin esfuerzo y anteponindose a la sobre regulacin del sector forestal en Mxico, que dificultan el emprendimiento de actividades de manejo y aprovechamiento forestal sustentable; algunas comunidades y ejidos forestales de Oaxaca, como Pueblos mancomunados de Ixtln, San Pedro el Alto, La Trinidad Ixtln, San Mateo Capulapam, Santiago Xiacuil, Santiago Comaltepec, entre otros; han logrado diversificar sus actividades productivas con los recursos obtenidos por el manejo de sus bosques, como la puesta en marcha de purificadoras y embotelladoras de agua, proyectos de ecoturismo, tiendas de abarrotes, restaurantes, papeleras, etctera.

Adems, financian obra pblica en sus respectivas comunidades y apoyan la preparacin acadmica de jvenes y nios para que, ms tarde, se desempeen en las labores del manejo forestal.

Estas comunidades forestales de Oaxaca realizan actividades de conservacin de la biodiversidad respaldadas con un Plan de Manejo y estudios de impacto ambiental que incorporan buenas prcticas de conservacin de la biodiversidad, como no destruir nidos y madrigueras, ni cosechar rboles que puedan afectar el trnsito de las distintas especies de fauna que habitan esos bosques.

En Santiago Xiacu, Oaxaca, relata Gerardo Martnez Gonzlez, presidente del consejo de vigilancia del comisariado de esa comunidad, que ms all de la vigilancia y las auditoras que realiza la Procuradura federal de Proteccin al Ambiente (Profepa) y auditores del FSC, los mismos comuneros vigilan que todos los trabajos en el bosque se lleven a cabo como se debe, sin daar la vegetacin ni a los animales.

Enfatiza que la gente es consciente de todo lo que les provee el bosque y por ello deben conservarlo en las mejores condiciones.

Adicionalmente, y como prueba del compromiso con la diversidad biolgica oaxaquea, las comunidades forestales han mejorado sus programas de manejo para incorporar un conjunto de prcticas de conservacin al aprovechamiento forestal a nivel de sitio, de rodal y de paisaje. Adems, se han acordado establecer 136 reas de conservacin voluntarias designadas bajo esta categora por los propios comuneros y ejidatarios, que suman 129 mil hectreas de bosque. Esta superficie los coloca como el estado del pas con mayor extensin de bosques bajo esta categora de conservacin.

El manejo forestal comunitario que se realiza en Oaxaca no es nico, ya que existen muchos casos de xito documentados en esta materia en otras entidades, como Estado de Mxico, Quintana Roo, Campeche, Durango y Chihuahua.