A Vuelo De Pájaro: Las Condiciones De Las Comunidades Con Bosques Templados En México

En los últimos veinte años la investigación y las publicaciones sobre las experiencias de comunidades forestales mexicanas ha ido en aumento, pero hasta ahora la mayor parte de estos trabajos se basan en estudios de casos o en pequeñas muestras comunidades y de empresas forestales. El conocimiento recabado conduce a formular nuevas preguntas: ¿qué sucede en la “comunidad forestal promedio” de esas 8.500 que existen en México? ¿Protege sus recursos o los destruye? ¿Avanza en la construcción de una economía forestal local y en el desarrollo de organización en torno al manejo y producción forestales?, o bien ¿ha retrocedido en estos procesos?
Este fascinante trabajo de Leticia Merino y Ana Eugenia Martínez brinda buenas pistas sobre las respuestas posibles a estos cuestionamientos. La investigación se ha basado en una muestra aleatoria de más de cien comunidades poseedoras de bosques templados en Durango, Guerrero, Jalisco, Oaxaca y Michoacán, a partir de cuya selección se desarrolló un extenso trabajo de campo. Es un trabajo pionero, que permite una primera visión de gran parte del conjunto. Según la información y la interpretación de las autoras, estas comunidades pobres dependen aun considerablemente de sus bosques en donde cosechan leña que es aún hoy el combustible más importante en estas comunidades, forraje para sus animales, materiales para construir y reparar sus viviendas y plantas medicinales. En una tercera parte de estas comunidades las actividades forestales comerciales contribuyen de forma significativa a los ingresos de las familias