Las empresas sociales forestales en Mexico. Claroscuros y aprendizajes

El Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible, AC, promovió el examen de la situación actual de las empresas sociales forestales en algunas de las entidades federativas de importancia productiva forestal en nuestro país, y se lo encargó a estudiosos involucrados en el desarrollo comunitario en esas entidades.

La iniciativa surgió entre 2012 y 2015, ante la percepción de que retrocedían fuertemente las políticas y las instituciones de fomento de la silvicultura comunitaria, como el Proyecto de Conservación y Manejo Sustentable de Recursos Forestales en México (PROCYMAF) y el Proyecto de Conservación de la Biodiversidad por Comunidades Indígenas de los Estados de Guerrero, Michoacán y Oaxaca, México (COINBIO).

Ambos proyectos se constituyeron como piloto, a principios de los años noventa, a partir de evaluaciones de las políticas forestales, y después fueron asimilados como política pública en el Programa de Silvicultura Comunitaria, el que ha sido paulatinamente reducido y relegado en el orden de las prioridades de las agencias gubernamentales responsables del sector forestal. Se estudió la situación y la evolución de los núcleos agrarios forestales de Chihuahua, Michoacán, Estado de México, Guerrero, Oaxaca, Campeche y Quintana Roo a fin de identificar y comprender los progresos y los retrocesos de las empresas sociales forestales en el marco de la clasificación de la integración productiva que utilizaron el PROCYMAF y la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR).

En dicho ordenamiento, los núcleos agrarios del tipo I no aprovechan de manera formal sus recursos forestales; los del tipo II gestionan la formulación de los planes de manejo forestal y las autorizaciones de aprovechamiento forestal, pero no emprenden los trabajos de aprovechamiento sino que los dejan a cargo del comprador de los productos autorizados, por lo que son considerados rentistas; los núcleos del tipo III organizan y efectúan las actividades hasta la entrega de materia prima en rollo a bordo de brecha o en la industria de transformación; y los del tipo IV llevan a cabo la transformación, al menos primaria, de sus recursos forestales maderables.

De los estudios aquí acopiados resulta un mosaico de avances y retrocesos y el reconocimiento 14 Las empresas sociales forestales en México. Claroscuros y aprendizajes de la diversidad de circunstancias que lo han determinado. También se desprenden enseñanzas sobre las situaciones, las barreras y los factores de impulso que han moldeado la condición de las empresas sociales forestales.