Encuentro Nacional de Manejo Forestal Comunitario

Por Ana Joaquina Ruiz

El 29 de abril de 2016 se llevó a cabo el Encuentro Nacional de Manejo Forestal Comunitario en la   Unidad de Seminarios Dr. Ignacio Chávez, de la UNAM. El Encuentro convocado por el Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, la Unión Nacional de Silvicultores Comunitarios de Oaxaca (UESCO) y el Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible (CCMSS). Se convocó a miembros de comisariados ejidales, académicos e integrantes de la sociedad civil para analizar el estado de las políticas dirigidas a los territorios forestales y aportar soluciones para mejorar su situación actual.

Las deficientes políticas públicas que obstaculizan un manejo sustentable y comunitario del bosque tienen como consecuencia que tan sólo una fracción mínima de los bosques se estén aprovechando el día de hoy. Asimismo, programas con probada capacidad para la reducción de la pobreza como el de Silvicultura Comunitaria (de Conafor) han sido fuertemente recortados de la bolsa pública. Además, la excesiva regulación para el aprovechamiento de recursos forestales, sumado a programas como el de Pago por Servicios Ambientales (que lejos de promover el desarrollo sustentable en los territorios forestales, por lo general sólo genera dependencia) han impediCOIMGess_0014do que los recursos públicos invertidos en el pasado para el desarrollo de capacidades dentro de las comunidades haya alcanzado sus objetivos. De este modo, la política pública es incongruente pues, por un lado, utiliza recursos para dotar de capacidades, coadyuvar a las comunidades y financiarlas; y, por el otro, las castiga con trámites interminables, regulaciones excesivas, permisos fuera de tiempo y subsidios mal enfocados.

Con la nutrida interacción en tres mesas de trabajo (oportunidades del Manejo del Territorio Forestal Comunitario –MFC-, Retos de éste y Amenazas al Territorio Forestal Comunitario), los participantes analizaron la situación del MFC. Se destacaron entre los problemas analizados: la falta de políticas públicas adecuadas a las comunidades, en donde la política impositiva, las restricciones en permisos para el aprovechamiento, un prohibicionismo extremo en la aplicación de los planes de manejo, y la falta de agilidad en la obtención de trámites frenan todo el proceso productivo de las comunidades. Asimismo, se destacó la falta de integración del proceso productivo y de la cadena de valor, para hacer del manejo forestal una activad que repercuta en una mejora de la calidad de vida de las personas que habitan los territorios forestales.

Los participantes del foro detectaron como amenazas la venta de tierras ejidales, el régimen fiscal que ahoga las capacidades productivas de las comunidades, la falta de regionalización de las políticas públicas y problemas tan graves como las amenazas de la minería, la venta de tierras para otros usos no ligados al aprovechamiento forestal y la creación de nuevos cuerpos policiacos como la Gendarmería Ambiental que ponen en riesgo a las comunidades al someterlas a la fuerza pública en lugar de apoyar y fortalecer los procesos de gobernanza comunitaria.

Otro de los temas abordados fue el de la grave incongruencia que significa el hecho de que el gobierno federal siga comprando productos forestales ilegales o sin una certificación de origen legal, o que siga favoreciendo productos importados, pese a que existe una ley de compras gubernamentales que obliga al gobierno federal a que sus compras estén certificadas. Se resaltó la necesidad de contar con políticas públicas que dejen de boicotear la competitividad de las EFCs y por el contrario la promuevan y la fortalezcan.

En interacción con funcionarios de la Comisión Nacional de Áreas Protegidas (CONANP), de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), los participantes del Encuentro Nacional hicieron llegar sus preocupaciones y los principales problemas que enfrentan día a día las comunidades. En este sentido, el acuerdo al que se llegó con el gobierno fue el de establecer una Mesa de Diálogo entre SEMARNAT y una comisión integrante del Encuentro Nacional.

Mientras que los representantes de las dependencias se dijeron dispuestos a considerar las propuestas y a entablar mecanismos para su revisión, los participantes del Encuentro pusieron el dedo sobre el renglón, recordándoles, una vez más, que la sobrerregulación es una de las grandes trabas del aprovechamiento forestal comunitario.

El CCMSS espera que la Mesa de Diálogo se establezca pronto, para poder llevar las inquietudes de las comunidades a las autoridades correspondientes y, de esta forma, poder resolver los problemas más urgentes de las mismas.


También puede interesarte:


Leave a Comment