Juguete arte: las artesanías de madera de Capulálpam de Méndez se suman a la Iniciativa Comercial OBIO

En 2011 la comunidad zapoteca de Capulálpam de Méndez,  ubicada en Oaxaca, abrió la empresa Juguete Arte, con el objetivo de crear objetos hermosos que contaran su historia y tuvieran un significado cultural representativo para la comunidad. El proyecto buscaba elaborar una artesanía local y auténtica para ofrecer a los visitantes, aprovechando la oportunidad que representaba el haber sido declarados Pueblo Mágico.

“El Comisariado de Bienes Comunales nos convocó para crear dicha artesanía y es así como nace el proyecto de Juguete Arte. No sabíamos todo lo que se venía más adelante. Comenzamos como 50 personas entre hombres y mujeres. Sacamos una colección de diez piezas de juguete como parte de la historia que se recabó de la comunidad. Esa primera colección estuvo basada en historias de la comunidad que abarcaba leyendas y oficios típicos de la comunidad” nos indica Elia Martínez, representante legal de la empresa comunitaria Juguete Arte.

En esa primera colección se produjeron 100 piezas en total y fue apoyado por el Comisariado de Bienes Comunales, el Banco HSBC y ERA, que aportaron recursos para solventarla. Agrega Elia que “con apoyo del Comisariado de Bienes Comunales de Capulálpam se contó con un diseñador y el grupo de mujeres se capacitó en el oficio de la transformación de la madera. El grupo se propuso la tarea de rescatar y compilar las historias, costumbres y leyendas de la comunidad. También realizaron trabajos de investigación y de diseño para cada una de las piezas que desarrollaron.”

“En el 2013, sacamos la segunda colección que titulamos Animales de la Sierra Norte, sin embargo de las 50 personas que éramos quedamos 12, ya que muchos de los carpinteros  prefirieron irse para hacer muebles, a su oficio que es de ellos. A las mujeres se nos complicó porque el juguete requiere de mucha paciencia y es muy laborioso y también muchas dejaron el trabajo. Con las personas que quedamos pudimos salir adelante y fue así como sacamos la segunda colección y fue entonces que nos constituimos como empresa legal.

“Las mujeres jóvenes rescatamos las tradiciones de la comunidad y a través de un proceso de juego, imaginación y aprendizaje se le dio forma a cada pieza. Por ejemplo aquí me imagino que la pieza no tiene cara, o tiene un tipo de cara particular. Por ejemplo, se me viene a la mente la pieza que creamos sobre el mal de ojo. Esa pieza no tiene cara, solo son formas como nosotras entendemos el mal de ojo. Nuestra explicación al vender esa pieza es mencionar la costumbre que cura, lo que representa y el por qué se diseñó así, expone Elia.

“Tenemos que explicar que es una pieza hecha de residuos de madera y que esa madera está certificada y que nosotras le estamos dando un valor más a esos residuos que de otra forma se hubieran desaprovechado” comenta Elia.

Elia nos comenta: “La tercera colección la hicimos basada en la medicina tradicional; entonces entre las piezas desarrollamos una curandera, un guardián del bosque, un mal de aire, el monte, el huesero. Estamos por lanzar la cuarta colección que se llamará el origen y narra los inicios de Capulálpam y sus comunidades indígenas. Nos basamos más en lo que representa la pieza que en la movilidad que tenga o pueda hacer como juguete.  Queremos que aprecien las vetas de la madera, que sepan que un grupo de mujeres hizo esa pieza y que no es madera ilegal. Nosotros usamos los pinos pátula, pero también el de nuez de castilla, palo de águila, ayacahuite, aguacate y otros de la región.”

El proceso de creación inicia con la selección de la temática para la colección, una vez seleccionado, el proceso de investigación y diseño de las piezas toma unos seis meses; después la producción puede tardar hasta un año, por lo que sus colecciones han sido cada dos años.

Uno de los retos que enfrentaron fue sobrevivir como empresa: “de 12 personas ya quedamos solo seis socios (4 mujeres y 2 hombres). A muchos se les dificultó el proceso, desde hacer piezas muy pequeñas o pintarlas. Pensamos en renunciar pero decidimos seguir y entonces nos constituimos en una empresa o sociedad cooperativa. Hemos analizado nuestra situación y nosotras tenemos toda la capacidad para producir de calidad pero el cuello de botella es la comercialización ya que durante la venta nosotras tenemos que explicar todo lo que hay detrás de ese producto: el valor ambiental a partir de madera que viene de un bosque manejado legal y sustentablemente, lo social y todas nuestras historias.”

Capulálpam frente a la pandemia

Acerca de la emergencia ocasionada por la pandemia, Elia señala que “sí nos ha pegado fuerte en la parte económica. A las mujeres que integran Juguete Arte nos ha ido muy mal, ya no hemos podido llevar recursos a nuestras familias porque la producción está parcialmente detenida.  La comunidad por sí misma desde el principio, desarrolló protocolos muy estrictos de higiene y distanciamiento y entonces se establecieron días en que las personas podían laborar. La falta de turismo nos ha afectado mucho, se ha venido abajo toda la venta directa porque Capulálpam es un Pueblo Mágico y todo se detuvo. Ahora estamos viendo si podemos fortalecer la parte de las ventas en línea, las redes y el correo, pero es nuestra gran debilidad porque debemos aprender las estrategias de venta en línea, contactar posibles nuevos clientes, llegar a más gente.

En este contexto llega la oportunidad de la Iniciativa comercial Obio: productos y comunidades sustentables, que abre la puerta para que Juguete Arte dé a conocer y comercialice sus productos es muy importante ya que en México los espacios para pequeños productores y productoras son muy reducidos. A través de Obio, una iniciativa impulsada por el Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible y Fomento Social Banamex, las colecciones de Juguete Arte, entre muchos otros productos de diversas organizaciones comunitarias, llegarán a Tienda UNAM.

Juguete Arte brinda trabajo a mujeres de la comunidad y cada verano emplea de forma temporal a ocho o diez jóvenes (mujeres y hombres) de la comunidad no solo para aumentar la producción, sino también para capacitarlos en un oficio y en el manejo de redes sociales. “Nos motiva mucho que poco a poco más jóvenes se entusiasman en ser parte de Juguete Arte ya que una vez que están adentro y conocen los procesos y el simbolismo que hay atrás de cada pieza, más ganas le ponen a su trabajo. También tratamos de involucrar a toda la comunidad en un curso de verano que damos sobre los temas y la investigación que hacemos por cada colección que sacamos. Por ejemplo, en el curso hacemos que los niños puedan crear su propia figura” agrega Elia.

“Estamos viendo actualmente si podemos comercializar nuestras piezas en la ciudad de Oaxaca. De parte del gobierno, al inicio recibimos apoyo de la CDI durante dos años (2018 y 2019), pero necesitamos seguir creando espacios donde la gente conozca lo que hay detrás de cada pieza o producto comunitario” nos indica Elia.

“La mayor satisfacción que tengo de mi trabajo es poder ver una pieza terminada después de haber recabado toda la información respecto de lo que simboliza esa figura para la comunidad, poder verla diseñada, pintada y compartir ese conocimiento y tradiciones” concluye Elia.

La mayor amenaza

Sin dudarlo, Elia comenta que la mayor amenaza que enfrenta la comunidad de Capulálpam de Méndez es el establecimiento de la mina Natividad, propiedad de la empresa canadiense Continuum Resources:  “esa mina ha secado ya varios de nuestros manantiales. Está en riesgo la zona protegida boscosa donde están ubicados la mayor parte de los manantiales que surten a la comunidad.

Todo se acaban, los árboles, el agua, la fauna; en esa zona nosotros la teníamos como virgen pero ahora los de la mina la están afectando. Nosotros tenemos un plan de manejo muy estricto para el bosque, está muy bien controlado el cuidado y aprovechamiento, sin embargo la mina hace todo lo contrario.”

Más información en: https://www.facebook.com/CapulalpamToys/

https://sites.google.com/a/bandui.org/capulalpam-toys/sobre-el-proyecto


También puede interesarte: