La propuesta de ley de desarrollo agrario de Ricardo Monreal pone en riesgo la propiedad social y el uso común del territorio

La iniciativa de Ley para el Desarrollo Agrario presentada el pasado 23 de octubre por el Senador Ricardo Monreal Ávila del grupo parlamentario de MORENA debe ser rechazada, ya que se trata de una propuesta que mantiene los objetivos y la finalidad de la Ley Agraria de 1992, la llamada contrarreforma agraria de Carlos Salinas de Gortari, la cual pretende justificarse con el argumento de la necesaria seguridad jurídica al campo. Se trata de una iniciativa que busca facilitar la inserción de las tierras ejidales en el mercado y establecer garantías para los inversionistas, quienes siempre han estado en contra de  la propiedad social de la tierra y el uso común.

En los últimos 25 años, a pesar de que la política agraria avanzó en su cometido poniendo en marcha diversos programas de certificación individual y parcelamiento hasta hoy en día más de 51% del territorio nacional se encuentra en manos de ejidos y comunidades, en parte por la existencia de algunas restricciones legales y en parte como una decisión de su máximo órgano (la asamblea ejidal o comunal) que les permite proteger las tierras y territorios. Así, la mayoría de los ejidos y comunidades no se han parcelado y se mantiene la propiedad colectiva y el uso común.

Los ejidos, las comunidades agrarias y los pueblos indígenas en colectivo son los que ha protegido y conservado la diversidad biológico de los ecosistemas, ellos son depositarios de grandes recursos hídricos y de la mayoría de las fuentes de agua, así como el 60% de los bosques y selvas; no obstante lo anerior las políticas agropercuarias y ambientales se han concentrado en incentivos para los grandes productores canalizando importantes subsidios a la agroindustria y sin apostar al desarrollo económicos de las regiones campesinas.

El diagnóstico presentado en la exposición de motivos de la Ley de Desarrollo Agrario, insiste en señalar que el campo mexicano es pobre, que se requieren grandes inversiones y proyectos de desarrollo para reactivar la economía en el campo, sin embargo, las soluciones que presenta ahonda aun más en la flexibilización de la regulación para permitir que las tierras de uso común puedan entrar al mercado, que las parcelas individuales puedan estar sujetas a compra-venta y que se den las facilidades para la firma de convenios y contratos con terceros.

El estudio que ahora se presenta contiene un análisis en seis apartados; el primero para señalar los aspectos de la propuesta de Ley que han sido cuestionados, pero que en realidad ya estaban en la Ley Agraria de 1992, que son una continuidad de la política agraria de la Ley de Salinas, aun cuando han demostrado su fracaso y han sido fuertemente cuestionadas, en segundo lugar, los elementos de la propuesta de ley que nos parece son amenazas a la propiedad social y el uso común, pues facilitan la mercantilización de las tierras y territorios, un tercer apartado que señala algunas puntualizaciones, un cuarto apartado que recoge los aspectos positivos de la propuesta de Ley, aunque en el contexto de la reforma energética pueden ser riesgosos para la propiedad social, en el cuarto enlistamos las leyes que están relacionadas en la propuesta de ley y por último señalamos algunas conclusiones y recomendaciones para la incidencia legislativa.

Aunque la propiedad social de la tierra y el uso colectivo de los recurso naturales es considerado por instituciones nacionales e internacionales como un elemento relevante que permite la conservación de la biodiversidad y el mantenimineto de los medios de vida de los pueblos indígenas y comunidades  campesinas, la propuesta presentada por el senador Ricardo Monreal no sólo mantiene la visión individualista de la Ley Agraria de 1992, sino que crea mecanismos que facilitarán el despojo de tierras de uso común y así como realización de contratos privados y mercantiles con lo cual las tierras perdería su condicion de propiedad social.

Por todo lo anterior el Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura hace un llamado a las y los senadores a rechazar la iniciativa del senador Ricardo Monreal Monreal.

Documento:

El informe Análisis de la propuesta de ley de desarrollo agrario presentada por el senador Ricardo Monreal. En riesgo la propiedad social y el uso común, fue elaborado para el CCMSS por Claudia Gómez Godoy y Guadalupe Espinosa Sauceda. Consulte el documento completo aquí: www.ccmss.org.mx/acervo/analisis-sobre-la-propuesta-de-ley-para-el-desarrollo-agrario-presentada-por-el-senador-ricardo-monreal/


También puede interesarte:


Leave a Comment