La expansión de monocultivos en la Península de Yucatán

Palma africana, soya y otras commodities han arrasado con miles de hectáreas de selvas tanto pertenecientes a comunidades y ejidos como otrora terrenos nacionales. En su siembra se utilizan de manera intensiva fertilizantes químicos y cocteles de plaguicidas así como enormes cantidades de agua.