Mujeres de Capulálpam rescatan la tradición ancestral herbolaria

La cooperativa Capulli Tradición Ancestral ha realizado una importante labor de rescate del conocimiento sobre las propiedades de las plantas de la sierra norte de Oaxaca, para impulsar la medicina tradicional y la herbolaria. A partir de ese conocimiento recuperado y de los recursos de los bosques de la región elaboran productos como pomadas, cremas, champús, bálsamos, sales, aceites, ceras, lociones, entre otros.

Capulli Tradición Ancestral nació con el objetivo de fortalecer las capacidades y las opciones de participación económica de las mujeres de la comunidad de Capulálpam de Méndez, Oaxaca. A través de la cooperativa, las mujeres de la comunidad decidieron echar a andar un proyecto relacionado con el rescate de los conocimientos tradicionales relacionados a la curación y sanación que se estaban perdiendo en la comunidad, al tiempo que les proporcionará beneficios económicos.

Sus actividades comenzaron hace cuatro años, con la investigación sobre plantas y remedios a través del diálogo con personas adultas mayores y la revisión de publicaciones relacionadas con la preparación de pomadas y otros productos hechos a partir de diversas plantas. La capacitación en la transformación de las hierbas la han recibido de personas de la comunidad, que compartieron sus conocimientos y habilidades en herbolaria. Actualmente están trabajando en el nuevo empaquetado de sus productos bajo el sello distintivo de Manos Indígenas, que otorga el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI).

En Capulli Tradición Ancestral participanlas mujeres que vive en la comunidad de Capulálpam sin importar sus derechos de propiedad de la tierra. Actualmente participan ocho mujeres comuneras y avecindadas de entre 25 y 65 años, quienes han hecho acuerdos para acceder y usar diversos recursos no maderables del bosque.

La crisis sanitaria por el covid 19 y la consecuente cuarentena obligaron a Capulálpam a cerrar las puertas de la comunidad a las personas de fuera desde marzo del 2020. Gracias a esta medida, la comunidad solo ha registrado 19 contagios confirmados y dos decesos.

Este contexto fue un reto para la cooperativa, pues sus ventas bajaron, y sus proyectos para incorporar a más mujeres de la comunidad están detenidos. Sin embargo, la pandemia ha hecho que la comunidad voltee a verlas y acuda en la búsqueda de alternativas naturales a distintos padecimientos. “Antes buscábamos alternativas no naturales, pero esta crisis nos ha hecho voltear como comunidad hacia los remedios herbolarios y opciones saludables. Se han acercado mucho a nosotras por estrés o cuestiones emocionales”, explica Ana Karina Sánchez Olvera, presidenta del Comité Administrativo de la cooperativa.

El emprendimiento de Capulli ha traído múltiples beneficios a las mujeres, dice Dulce Azucena Jiménez Sánchez, tesorera: “La recuperación del conocimiento local sobre las plantas de la región, nadie te lo quita; pero también el empoderamiento económico derivado de ese conocimiento, que a lo mejor ya traes en la sangre, que se fue perdiendo -igual que la lengua zapoteca-, pero que ahora se está recuperando y mostrando el valor que realmente tiene en la salud. La herbolaria natural está generando economía para nuestros hogares. Por otra parte, la comunidad no creía en nosotras, nos decían que entre mujeres no nos podíamos organizar y les demostramos lo contrario. Hay disgustos, pero también tenemos la confianza de platicar y resolver”, agrega Karina.

Para conocer más sobre está cooperativa de mujeres y adquirir sus productos y servicios, estos son sus canales de comunicación:

Facebook: https://www.facebook.com/lasayutradicional/,

Twitter: @lasayuudtradicionancestral y Whatsapp 951 4087 846


También puede interesarte: