¡Nueva colaboración en Eme Equis! La economía forestal no va del todo bien

Para que los bosques se conserven es fundamental que generen ingresos y medios de vida sustentables a quienes los habitan, sólo así se evita su transformación para otras actividades productivas. En ese sentido, el último informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) sobre las Contribuciones del Sector Forestal a las Economías Nacionales, aunque alguna buena noticia trae, no se presta para el optimismo.

La buena noticia es que en América Latina el sector forestal sigue creciendo a pesar de la crisis económica de 2008. Según el estudio, que analiza las tendencias económicas de este sector en todo el mundo durante el periodo 1990-2011, en la región se añade más valor y se emplea más gente hoy que hace 20 años. Así, en los bosques, aserraderos e industrias relacionadas trabajan actualmente más de 2 millones de personas, representando un aumento de 10 por ciento respecto al año 2000. Sin embargo, el sector creció a ritmos menores que el resto de la economía, lo que podría significar nuevos riesgos para cambios de uso de suelo y el desarrollo de actividades económicas no sustentables en territorios forestales.

¡Sigue leyendo en eme equis!


También puede interesarte:


Deja un comentario