¡Nueva colaboración en Eme Equis! La cara financiera de la biodiversidad

El ama de casa pone los huevos en distintas canastas. Los inversionistas buscan un portafolio de acciones. Los vendedores construyen una cartera de clientes. Así, todos minimizan los riesgos y evitan que un solo error de cálculo o un golpe de mala suerte tenga efectos catastróficos. Muchos agricultores hacen lo mismo: diversificando sus cultivos capean las plagas y los desastres naturales. Desde el año pasado, los cafetaleros de varias regiones del país están viendo en carne propia las ventajas de hacerlo: un hongo ha arrasado con el café mexicano y sólo quien apostó por distintos cultivos podrá cosechar algo esta temporada.

Sigue leyendo en Eme Equis.


También puede interesarte:


Leave a Comment