¡Nueva columna en emeequis! Sobre los bosques y la seguridad alimentaria

Se puede comer de los árboles, y comer sano, sabroso y abundante, pero para eso tenemos que conservar los bosques y manejarlos bien. Se puede comer mucho, porque los bosques ofrecen ellos mismos alimentos muy variados; proveen, además, los servicios ambientales de los que depende la producción de alimentos que ocurre fuera de ellos. Se puede comer sano, porque mientras más cerca se tenga el bosque, más diversa será la dieta y más rica en más nutrientes. Y se puede comer sabroso, porque en los bosques hay comida para todos los gustos: desde carne roja hasta especias, hongos, frutas y verduras. Así lo muestra un nuevo reporte de la Unión Internacional de Organizaciones de Investigación Forestal (IUFRO)  que explora los vínculos entre los bosques y la seguridad alimentaria.

Sigue leyendo en emeequis.


También puede interesarte:


Deja un comentario