Presenta CCMSS-PY resultados de Plataforma de Cooperación Comercial (PLACCO) para enlazar a cooperativas con industria turística

Playa del Carmen, Quintana Roo.- Después de un año del inicio de operaciones de la Plataforma de Cooperación Comercial (PLACCO), el Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible en la Península de Yucatán (CCMSS-PY) presentó sus resultados a representantes de las cooperativas vinculadas a esta iniciativa.

Desarrollada por el Consejo Civil y las organizaciones CALEÑA y USAEC, la PLACCO es un esquema de gestión para mejorar la posición de los emprendimientos comunitarios en las cadenas de valor asociadas a la forestería comunitaria; y con ello mejorar las utilidades de estos emprendimientos, adoptando un enfoque de mercado y tejiendo acuerdos de colaboración cooperativa entre las organizaciones de productores(as).

En el 2018, la plataforma colocó más de 157 toneladas de miel orgánica envasada y carbón vegetal de legal procedencia, en más de 20 hoteles y restaurantes de la Riviera Maya, estableciendo alianzas comerciales directas entre consumidores y organizaciones campesinas.

Honrando a su nombre, la Plataforma de Cooperación no intermedia las transacciones comerciales entre las organizaciones y los clientes, puesto que son las cooperativas las que facturan y reciben directamente los pagos y sirve de estructura para facilitar el abasto de las proveedurías locales a la industria hotelera y asegurar una comprensión y entendimiento de las condiciones de estos escenarios tan distintos, pero finalmente interdependientes.

La Cooperativa Carbón de Leña Verde “Caleña” -por ejemplo- logró la producción, comercialización y distribución de ocho mil 365 bultos de 18 kilogramos de carbón vegetal legal, a hoteles como Fairmont Mayakoba, Rosewood Mayakoba, Andaz Mayakoba, Secrets Capri, Secrets The Vine, Palladium, Paradisus Cancún, Paradisus Playa y Grupo Posadas; y en restaurantes como Harrys e Ipanema’s.

En tanto, la Unión de Sociedades Apícolas y Ecológicas de Calakmul (USAEC) en Campeche, logró una producción, comercialización y distribución de siete mil 755 kilos de miel envasada en presentación de 1 kg. a hoteles como el Azul Sensatori, Azul The Fives, Dorado Royale, Dorado Maroma, Dorado Seaside del corporativo Karisma, y Fairmont y Andaz del corporativo Mayakoba.

“Ambas cooperativas se capacitan en el manejo de herramientas financieras para llevar de mejor forma sus organizaciones y emprendimientos. Además de que trabajan bajo un espíritu de cooperación para compartir gastos de almacenamiento y reparto, así como información sobre el mercado”, subrayó la gerente de la PLACCO, Teresa Rojo Jiménez.

La PLACCO cuenta con un Centro de Distribución (CEDIS) ubicado en Playa del Carmen, en donde opera personal para garantizar el reparto efectivo de los productos, a la fecha, miel y carbón, de organizaciones de la Península de Yucatán que exhiben altos estándares de organización, calidad y valores socioambientales.

Y ¿cómo financiamos la sostenibilidad?


No faltan los aplausos cada vez que se habla de la PLACCO. A los hoteles les sirve, a las cooperativas les entusiasma y a otras asociaciones las contextualiza e ilustra sobre los retos que enfrentan las organizaciones campesinas para insertarse en las estructuras de un mercado global.

“Cuando creamos la PLACCO quisimos diseñar un esquema con las organizaciones con las que trabajamos desde hace unos años en la Península de Yucatán, para ilustrar un como sí podemos desarrollar un mecanismo que genere beneficios integrales, que reduzca la inequidad, que lleve la sostenibilidad como bandera y que además lo haga poniéndole cara al sistema de mercado actual.

“Sin embargo, aún no es un negocio rentable y sigue necesitando subsidio. Estamos cansadas de los programas sociales que malgastan el recurso público a costa de la autonomía de las comunidades”, comenta Sara Cuervo, coordinadora regional del CCMSS en la Península de Yucatán.

Hoy día los precios de venta de los productos comercializados a través de la PLACCO no cubren la totalidad de los costos; esta información es conocida y comprendida por las cooperativas, por los clientes y por el mismo CCMSS, quien no se lamenta, pero sí tiene claro que, en pocos años, el panorama tendrá que ser distinto.

“En un evento celebrado hace unos meses con representantes y gerentes de compra de los hoteles y restaurantes aclientados en la PLACCO, los clientes pudieron conocer la realidad de los números, al final cuánto es que recibe un productor de carbón o un apicultor por el kilo de su producto, cuánto cuesta distribuirlo, almacenarlo y repartirlo, qué porcentaje de los costos fijos de las cooperativas se logra cubrir con los precios de venta actuales.

“Hoy día manejamos una pérdida que se debe a que los precios no obedecen al valor agregado que conlleva un producto legal, comunitario y con criterios de producción sostenible y cooperativos. Por la compra de un carbón ilegal no te van a facturar, o tendrás que meter las manos, cada vez más, en las aguas negras de la corrupción ”, explicó Rojo Jiménez.
Un compromiso a favor de la conservación

En ese contexto, el equipo del CCMSS-PY dio a conocer la propuesta de Manifiesto de Cooperación Comercial para la Construcción de Cadenas de Suministros Sostenibles.

El documento parte de un escenario que incluye diversos elementos, entre ellos, la necesidad de frenar la deforestación de las selvas, así como la degradación de los suelos, resultado de aprovechamientos irregulares e insostenibles, impulsados principalmente por economías exógenas a las comunidades mayas y campesinas.

Quintana Roo, receptor de 16 millones de turistas y una captación de divisas por 10 mil millones de dólares, de agosto de 2017 a junio de 2018, cuenta con mil 067 hoteles y más de 108 mil cuartos[1]; sin embargo, su consumo de productos regionales es menor al cuatro por ciento de su consumo total.

Las condiciones que han construido el mercado en el que ahora las comunidades deben insertarse es desigual, vulnera sus condiciones y desfavorece la distribución equitativa de los beneficios.

De este modo, cada día es más urgente que las acciones de la hotelería nacional y global incorporen prácticas de responsabilidad social corporativa y sostenibilidad, contribuyendo a resolver los desafíos sociales y ambientales generados por la misma industria turística. Y una vía en la Península de Yucatán, es vincular las proveedurías locales de comunidades y cooperativas con la demanda del sector hotelero y turístico de Q. roo.

Así, el Manifiesto propone sumar esfuerzos de cooperación para motivar ese intercambio comercial, mediante una estrategia regional de incidencia que fomente el consumo responsable de productos forestales de comunidades y cooperativas que realizan un manejo sostenible de la selva y del territorio, garantizando la legalidad de las proveedurías.

La estrategia se basa en cuatro puntos escenciales:

1) Aumentar las compras de productos forestales comunitarios de fuentes legales, procesados con alto impacto social y bajo impacto ambiental, mediante políticas institucionales que incentiven las compras responsables dentro de los corporativos hoteleros Cancún – Riviera Maya.

2) Incentivar el pago de las compras bajo esquemas de precios justos y en tiempo para facilitarles a las comunidades y cooperativas el crecimiento de sus emprendimientos.

3) Co-diseñar sistemas de distribución colaborativos para facilitar la incursión y permanencia de pequeños productores de la región en canales de comercialización del sector.

4) Impulsar la construcción de cadenas de suministro sostenibles en el sector de la hotelería y turismo Cancún – Riviera Maya, basándonos en una campaña de comunicación que sensibilice a los sectores de la sociedad y a aliados potenciales de esta estrategia.

Lo que sigue

Los directivos de la PLACCO hablan de un crecimiento en aliados, cobertura y posiblemente nuevos productos, mientras se continúa trabajando con el sector hotelero para fijar precios justos, contar con sistemas de distribución colaborativos y mecanismos ágiles de pago, así como empujar políticas públicas que incentiven la producción comunitaria y su comercialización.


También puede interesarte:


Leave a Comment